Nacional

Por actos de corrupción y extorsión destituyen a 302 policias del Edomex

Un informe de la Inspección General de las Instituciones de Seguridad Pública del Estado de México revela que 114 policías estatales y municipales fueron sancionados, destituidos e incluso inhabilitados.
Corresponsal Eulalio Victoria
25 octubre 2016 14:2 Última actualización 25 octubre 2016 14:3
Policías de Estado de México son acusados de intimidación, prepotencia y corrupción. (Tomada de YouTube)

Policías de Estado de México son acusados de intimidación, prepotencia y corrupción. (Tomada de YouTube)

TOLUCA.- Por actos de corrupción, extorsión o faltas administrativas,
302 elementos de la Procuraduría General de Justicia del Estado de México (PGJEM), de la Comisión Estatal de Seguridad Ciudadana (CESC), y de las policías municipales fueron sancionados, destituidos e inhabilitados.

Según un informe de la Inspección General de las Instituciones de Seguridad Pública del Estado de México (IGISPEM), 114 policías estatales y municipales dejaron de cumplir funciones de seguridad, para evitar actos ilegales contra ciudadanos.

El texto señala que funcionarios de la PGJEM encabezan esta lista, con 75.8 por ciento de los casos sancionados, ya que 50 fueron destituidos de sus cargos e inhabilitados, 18 más fueron inhabilitados, 133 suspendidos y 28 amonestados.

Respecto a la policía estatal, la IGISPEM señaló que suma el 14.23 por ciento de las sanciones, al contabilizar 35 elementos inhabilitados y destituidos, seis suspensiones, una inhabilitación y otra amonestación.

Asimismo, 29 policías municipales fueron destituidos e inhabilitados y uno amonestado, principalmente realizar faltas administrativas, o por ser exhibidos en actos de extorsión, corrupción o ajenos a su labor.

Sin embargo, esta cifra es parcial, debido a que los uniformados municipales son principalmente sancionados por las Comisiones de Honor y Justicia de cada ayuntamiento, como en el caso de Naucalpan, donde 278 elementos enfrentan un proceso penal.

La semana pasada, el presidente municipal de Naucalpan, Edgar Olvera, afirmó que el 10 por ciento de la policía local tiene nexos con la delincuencia, pero no puede despedirlos porque su gobierno “no tiene dinero” ya que recibió el ayuntamiento, “hecho un desastre financiero”.

Agregó que dentro la corporación policíaca “hay gente buena y mala”, y algunos están en hospitales y en el panteón, pero “también tenemos elementos nocivos de hace 20 o 30 años”.