Nacional

'Popo' emite columna de ceniza; caerá en Puebla, Morelos y Guerrero

El coordinador nacional de Protección Civil, Luis Felipe Puente, informó que la exhalación se registró a las 9:46 horas y alcanzó una columna de cinco kilómetros de altura en dirección hacia el sureste. 
Notimex
25 noviembre 2016 11:54 Última actualización 25 noviembre 2016 11:55
ME Popo (Especial)

ME Popo (Especial)

CIUDAD DE MÉXICO.- Las cenizas de la fumarola que emitió el volcán Popocatépetl esta mañana se podrían dispersar en el suroeste de Puebla, oriente de Morelos y noroeste de Guerrero durante las próximas cinco horas.

El coordinador nacional de Protección Civil, Luis Felipe Puente, informó que la exhalación se registró a las 9:46 horas y alcanzó una columna de cinco kilómetros de altura en dirección hacia el sureste.

Además exhortó a la población a mantenerse informada de la actividad volcánica y tomar sus precauciones, sobre todo en caso de caída de ceniza, ya que sus efectos en la salud pueden durar por mucho tiempo.

Mediante diversas infografías, explicó que las cenizas son partículas producidas por la fragmentación de las rocas durante las erupciones y tienen un tamaño menor de dos milímetros.

“Sus efectos puede pasar inadvertidos y durar por mucho tiempo, incluso después de que la erupción volcánica haya terminado”, indicó el funcionario de la Secretaría de Gobernación.

Explicó que el contacto directo, inhalación de ceniza o gases retenidos y la ingesta de agua o alimentos contaminados son las formas frecuentes de afectación de la ceniza volcánica.

Advirtió que la exposición frecuente a la ceniza volcánica puede ocasionar irritación aguda de ojos y vías respiratorias, conjuntivitis irritativa o abrasiones a la córnea, trastornos gastrointestinales, severas formas de agotamiento respiratorio, hipersecreción preexistente de moco y la probabilidad de desarrollar enfermedades obstructivas.

Recordó que por 20 años, algunas poblaciones de los estados de México, Tlaxcala, Puebla y Morelos han recibido ceniza del volcán Popocatépetl, exponiendo alrededor de 45 millones de personas.

En ese sentido, pidió a la población que en caso de caída de ceniza se cubran nariz y boca con un pañuelo húmedo o cubreboca, limpien los ojos y garganta con agua pura, utilicen lentes de armazón para reducir la irritación ocular, cierren ventanas o las cubran y permanezcan en interiores.

De igual manera, sugirió tapar tinacos, depósitos de agua, aparatos, equipos y automóviles, para evitar que se contaminen, deterioren o rayen; quitar la ceniza continuamente para que no se acumulen en techos y cubrir coladeras de patios y azoteas para que el drenaje no resulte afectado.