Nacional

Policías no regresan a las calles por falta de armas: Alcalde de Acapulco

El alcalde de Acapulco reconoció que los elementos que aprobaron los exámenes de control y confianza no quieren regresar a las calles por no contar con armamento, incautado por militares de la Novena Región Militar cuando se declararon en paro laboral. 
Enrique Villagómez/Corresponsal
16 abril 2015 13:12 Última actualización 16 abril 2015 13:28
Luis Uruñuela Fey

El alcalde de Acapulco dijo que los policías no regresan a las calles porque las armas están en la Novena Región Militar y "ellos no tiene con que defenderse". (Enrique Villagómez)

ACAPULCO. El alcalde de Acapulco, Luis Uruñuela Fey, reconoció que los policías municipales que aprobaron la certificación federal se niegan a reincorporarse a las actividades de vigilancia en el municipio porque carecen de armamento para su protección.

Durante una entrevista que concedió antes de poner en marcha el programa municipal “Apadrina un Niño”, Uruñuela Fey detalló que los policías preventivos se oponen a regresar a las calles porque el armamento de cargo continua bajo resguardo de la Novena Región Militar y “ellos no tienen con qué defenderse”.

“Ya están en marcha los cursos de capacitación para los elementos que si aprobaron la certificación y también ya iniciamos con las gestiones para lograr que la Sedena nos regrese el armamento que tienen bajo resguardo desde que inicio la evaluación de nuestros policías”, precisó.

Durante la madrugada del pasado 23 de Abril del 2014, elementos del Ejército Mexicano, Policía Federal y de la Fuerza Estatal de Seguridad, desarmaron a la policía municipal de Acapulco para llevar a cabo una revisión del armamento, el cual quedó bajo resguardo de la Novena Región Militar con sede en este destino de playa.

Esa acción se dio luego de que unos mil 500 elementos que formaban parte de la Secretaria de Seguridad Pública en Acapulco se declararon en paro laboral indefinido como protesta y oposición a la aplicación de exámenes antidoping, así como de control y confianza por parte de la Federación para poder incorporarlos al mando único policía que comenzaría a operar de forma simultánea en seis de los principales municipios de Guerrero.

“En cuanto a los agentes viales, ahí si no tenemos problemas, pero en lo referente a los policías preventivos como no tienen armas entendemos que no sea prudente que salgan a la calle y sobre todo que vayan a sitios que puedan ser peligrosos para ellos. Ahí es donde nos estamos apoyando con la Gendarmería Nacional para hacer esa labor de seguridad”, detalló el alcalde.

Recientemente unos 550 elementos entre agentes viales y policías preventivos que sí aprobaron los exámenes de control y confianza, físicos y antidoping, aceptaron reincorporarse a sus labores de vigilancia en el municipio, luego de permanecer más de once meses en paro laboral para exigir mejoras salariales, incorporación al Seguro Social y el otorgamiento del seguro de vida correspondiente.

Asimismo, poco más de mil elementos permanecen en la incertidumbre laboral porque el gobierno municipal carece de recursos financieros para realizar la liquidación correspondiente por haber reprobado los exámenes para incorporarse al mando único policial.

“Los policías que aún no han hecho los exámenes tienen que hacerlos a la brevedad y los que no pasen al igual que los que ya reprobaron van a ser liquidados conforme a la ley”, puntualizó.