Nacional

Policía estatal cubrió el ataque a jefe Zeta en el bar Blue Parrot

El tiroteo a la Fiscalía, represalia de Los Zetas por proteger al Cártel de Sinaloa y es que Fuentes federales reconocen que hay una lucha entre 4 cárteles por la plaza. 
David Saúl Vela 
18 enero 2017 23:18 Última actualización 19 enero 2017 5:0
La tarde de este martes fue atacada la sede de la Fiscalía estatal en Cancún. (Cuartoscuro)

La tarde de este martes fue atacada la sede de la Fiscalía estatal en Cancún. (Cuartoscuro)

CIUDAD DE MÉXICO.- Francisco Ruiz Murillo, jefe de plaza de Los Zetas, era el blanco de la agresión del pasado lunes en el Blue Parrot de Playa del Carmen, Quintana Roo, en el que murieron cinco personas, entre ellos el presunto criminal, y 15 más resultaron heridas. Fue la misma Policía estatal la que le abrió camino al agresor hacia su blanco.

Esta muerte ocasionó los ataquea a tiros, ocurrido el martes por la tarde, a las instalaciones de la Fiscalía General y a la Secretaría de Seguridad Pública de Quintana Roo, ambas ubicadas en la zona turística de Cancún, donde murieron cuatro personas.

Así lo resumieron autoridades del gabinete de seguridad federal, al advertir que éstos y otros hechos de violencia en dicha entidad, son parte de la disputa entre grupos del crimen organizado por el control de la plaza.

Desde septiembre pasado, cuando Carlos Joaquín asumió como gobernador de aquella entidad, se han contabilizado al menos 10 balaceras, con saldo de 15 muertos.

Se trata de tiroteos en discotecas, ferias y lugares públicos de aquel destino turístico internacional, que anualmente es visitado por más de 15 millones de personas.

“De acuerdo con los datos que tenemos, el objetivo de la agresión del lunes fue un líder de Los Zetas, un tal Francisco Ruiz. Lo matan a él y a su jefe de escoltas, ambos originarios de Veracruz.

“En represalia, Los Zetas atacan a la policía de Cancún por presuntamente proteger al grupo contrario, en este caso el Cártel de Sinaloa”, aseguró un alto mando de las Fuerzas Federales.

Informes de la DEA y la PGR aseguran que a Quintana Roo se lo disputan los cárteles del Golfo, Zetas, Sinaloa y Jalisco Nueva Generación. También hay presencia de grupos menores, como Los Pelones o el Cártel de Cancún.

“En Cancún domina el Cártel de Sinaloa. Hay una señora que todos identifican como Doña Lety (Leticia Rodríguez Lara), ella es la que controla la venta de droga en Cancún y se le están metiendo Los Zetas y el Cártel del Golfo”, dijo el mando.

Explicó que en la mayoría de los hechos de violencia registrados en las últimas semanas, están involucradas células de Los Zetas, grupo mencionado en dos mantas colocadas tras la balacera del Blue Parrot.

En ellas se menciona a Rafael del Ángel Vélez Morales, El Fayo, un exintegrante del Cártel del Golfo, detenido por el Ejército Mexicano en 2009 y quien ahora opera para Los Zetas.

Los mandos consultados dijeron que en otros estados existen registros de una reorganización de los grupos criminales, incluso nuevas alianzas entre grupos para optimizar el control de la droga.

Uno de estos maridajes sería entre Los Zetas y el Cártel de Jalisco Nueva Generación; y se presume que dicha alianza existe también en Quintana Roo, esto para arrebatar la plaza al Cártel de Sinaloa.

El martes, en forma simultánea a las balaceras en la Fiscalía y la Secretaría de Seguridad Pública, en Cancún, la Policía Federal incautó una casa de seguridad a Los Zetas, en donde hallaron armas y droga.

Incluso había una camioneta Nissan Frontier, misma que presentaba diversos impactos de bala, Dicha unidad está relacionada en una balacera ocurrida el 24 de diciembre pasado, también en Cancún.