Nacional

Policía de Morelos y habitantes de reserva ecológica se enfrentan 

Policías del Mando Único acudieron a la reserva ecológica de Santa Catarina de Cuernavaca desalojar a más de 100 familias que construyeron sus casas sin permiso. 
Edmundo Salgado/ Corresponsal
19 noviembre 2015 17:24 Última actualización 19 noviembre 2015 17:24
Los policías quemaron 5 casas construidas en la reserva ecológica. (Edmundo Salgado)

Los policías quemaron 5 casas construidas en la reserva ecológica. (Edmundo Salgado)

CUERNAVACA.- Policías del Mando Único y habitantes de la reserva ecológica de Santa Catarina de Cuernavaca, se enfrentaron la mañana de este jueves cuando los uniformados pretendían desalojarlos por construir sus viviendas en un área natural protegida.

Los hechos registrados alrededor de las 12:00 horas, dejaron como saldo cinco casas quemadas.

De acuerdo con el reporte de la Comisión Estatal de Seguridad Pública, cerca de 200 policías con equipo antimotines arribaron a la reserva ecológica ubicada al norte de la capital de Morelos, para desalojar con una orden judicial a alrededor de 100 familias que construyeron viviendas sin ningún permiso en dicha zona.

Sin embargo, los policías fueron recibidos con palos, piedras y machetes, lo que provocó el inicio de un enfrentamiento que duró aproximadamente 10 minutos.

1
   

     

Los habitante recibieron con palos, piedras y machetes a los policías. (Edmundo Salgado)

La señora Lorenza Montiel, habitante del lugar, afirmó que los policías antimotines decidieron retirarse no sin antes arrojar gasolina a por lo menos cinco viviendas de bajos recursos construidas con palos, madera y techos de lámina y cartón, para después prenderles fuego.
Las llamas, dejaron como saldo daños materiales y la pérdida total de sus pertenencias para cinco familias, pero afortunadamente sin personas lesionadas.

Los afectados, decidieron implementar guardias para vigilar que no vuelvan los policías en los próximos días, por lo que jóvenes y adultos se turnarán para supervisar la zona acompañados de piedras, palos y machetes.

“Somos personas de bajos recursos que no tenemos a dónde ir, si pueden observar las viviendas son pequeñas, de madera o de cartón y estamos aquí no porque queremos, sino porque no tenemos otro lugar para vivir”, declaró.

Además, hicieron un llamado al gobierno de la entidad para establecer un diálogo y encontrar una solución pacífica al problema de la invasión de la reserva ecológica de Santa Catarina.