Nacional

PGR sin pruebas para solicitar reaprehensión
de la 'Reina del Pacífico'

La Procuraduría General de la República informó que no cuenta con elementos para pedir la reaprehensión de Sandra Ávila Beltrán, conocida como 'la reina del Pacífico', quien fue liberada por un juez tras considerar que ya había cumplido su sentencia.
David Saúl Vela
08 febrero 2015 19:2 Última actualización 08 febrero 2015 19:3
Sandra Ávila Beltrán es acusada de operaciones con recursos de procedencia ilícita. / Bloomberg / Archivo

Sandra Ávila Beltrán fue acusada de operaciones con recursos de procedencia ilícita. (Bloomberg / Archivo)

CIUDAD DE MÉXICO. La PGR no solicitará la reaprehensión de Sandra Ávila Beltrán, la 'reina del Pacífico', advirtieron autoridades de la dependencia pues no existen elementos para fincarle nuevos cargos.

Desde julio de 2013 Renán Cleominio Zoreda, subprocurador de Delitos Federales de la PGR, reconoció que los procedimientos que se seguían en México contra Ávila Beltrán “están agotados”.

Destacó que las investigaciones y causas penales que se instruyeron en su contra por narcotráfico, delincuencia organizada y lavado de dinero “han concluido”.

Ávila Beltrán fue detenida en 2007 por elementos de la Policía Federal, con base en dos órdenes de aprehensión que había en su contra.

La PGR la relacionó con el expediente 966/MPFEADS/02 (y sus acumulados 02/MPFEADS/02, 663/MPFEADS/02 y 710/MPFEADS/02), que se iniciaron en 2001 por narcotráfico, derivado del decomiso del buque “Macel”, con 9.2 toneladas de cocaína, en Manzanillo, Colima.

También se le relacionó con el expediente SIEDO/UEIOFM/005/2004 (desglose del 893/MPFEADS/2002), por lavado de dinero; además de que se le vinculó con la causa penal 108/2002, donde Ávila Beltrán fue acusada de delitos financieros, por la compra-venta de inmuebles valuados en 21.6 millones de pesos.

La 'reina del Pacífico' estuvo en prisión 70 meses, tanto en México como en Estados Unidos, éste último país al que fue extraditada en 2012, pero un Juez ordenó su libertad por haber cumplido su pena.

Y aunque al llegar deportada a México fue reaprehendida en agosto de 2013 y vinculada con la causa penal 46/2011,la magistrada María Dolores Olarte Ruvalcaba, titular del Segundo Tribunal Unitario en Jalisco, ordenó su libertad el sábado pasado al considerar que Ávila Beltrán estaba siendo juzgada por el mismo delito por el que ya cumplió una pena en Estados Unidos.

La magistrada Olarte Ruvalcaba tiene en su contra una sanción administrativa del Poder Judicial de la Federación. Se trata de un “apercibimiento privado” que se le impuso en 2012, derivado de la queja 556/2010 en donde se documentó que la juzgadora imponía malos tratos y hostigamiento laboral a sus subordinados del Primer Tribunal Unitario en Oaxaca.