Nacional

Pese a violencia contra Arlette, su muerte 'no fue por género'

El asesinato no se investiga como feminicidio, a pesar de los antecedentes de violencia ejercida por la pareja de Arlette, quien era policía municipal de Tultitlán en activo. 
Sergio Castro Bibriesca 
15 mayo 2017 22:22 Última actualización 16 mayo 2017 5:0
.  Arlette Salas Chávez rescataba perros de la calle y les buscaba hogar en el Estado de México.

Arlette Salas Chávez rescataba perros de la calle y les buscaba hogar en el Estado de México.

Omar David Castañeda Viloria, ya casado con Arlette Salas Chávez, tras una visita a la familia de ella, la maltrató. Tenían cinco años de casados. Discutieron, antes de salir de la casa él la agarró del cabello, la arrastró; Arlette se levantó, tomó una piedra, él huyó. Ambos desaparecieron el 8 de septiembre de 2016. En marzo pasado la policía de Tultitlán halló dos cuerpos. Uno era de Salas Chávez.

Sin embargo, su asesinato no se investiga como feminicidio, a pesar de los antecedentes de violencia ejercida por su pareja, quien era policía municipal de Tultitlán en activo. La razón, dicen las autoridades, es que la osamenta que apareció junto a Arlette corresponde a su esposo. El cuerpo, que es de un varón, recuerda Isis Salas, hermana de la difunta, no es de la pareja.

De hecho, la joven cuenta que los cuerpos presentaban diferentes grados de descomposición. El de Arlette, prácticamente en los huesos, era el más avanzado. Pudo ver el otro cadáver, pero, señala para El Financiero, “no era mi cuñado”.

El caso tuvo muchas trabas, señala Isis. En diciembre se enteró que un mes antes se abrió una carpeta de investigación alterna en Cuautitlán Izcalli. En esa averiguación se investiga el hecho como homicidio. Ahora ya se integró en una sola.

Además, hasta hoy, nadie del círculo de la difunta ha tenido acceso a la casa de la pareja. En cambio, la familia del expolicía se llevó un auto, tres días después del hallazgo de los cuerpos.