Nacional

Pese a quiebra alcalde de Tlalnepantla recibirá sueldo de 746 mil pesos 

La asociación civil Círculo 264 denunció que en Tlalnepantla el alcalde sustituto continua obteniendo altos ingresos a pesar de que programas sociales y educativos fueron suspendidos por falta de recursos. 
Eulalio Reyes/ Corresponsal
08 noviembre 2015 19:8 Última actualización 08 noviembre 2015 19:8
Guillermo Alfredo Martínez, presidente municipal de Tlalnepantla. (Tomada de tlalnepantla.gob.mx)

Guillermo Alfredo Martínez, presidente municipal de Tlalnepantla. (Tomada de tlalnepantla.gob.mx)

TLALNEPANTLA.- Pese a que el ayuntamiento de Tlalnepantla suspendió programas sociales y educativos, así como servicios públicos por falta de recursos , el actual presidente municipal Guillermo Alfredo Martínez percibirá en diciembre próximo 746 mil 575 pesos por concepto de sueldo, primas y aguinaldo.

La asociación civil Círculo 264 denunció que en Tlalnepantla el alcalde sustituto continuó la tradición de obtener altos ingresos como sus antecesores Pablo Basáñez, con 917 mil 923, y Arturo Ugalde Meneses, con 567 mil pesos, mensuales, “considerados los sueldos más altos del país”.

Javier López Medrano, dirigente de la organización política, señaló que el sueldo bruto que Alfredo Martínez recibirá en diciembre será de 439 mil 909 pesos más que los que obtendrá la alcaldesa de Naucalpan, Claudia Oyoque Ortiz, “es decir casi el doble”.

El sueldo bruto de Alfredo Martínez es de 169 mil 660 pesos y el de Oyoque Ortiz de 115 mil de Oyoque Ortiz, sin embargo el primer caso recibe 77 días de aguinaldo, 435 mil 463 pesos, contra 40 días de aguinaldo de la alcaldesa, es decir 153 mil 333 pesos.

Además, agregó que mientras el presidente municipal de Tlalnepantla obtendrá una prima vacacional de 141 mil 375 pesos; la de Naucalpan recibirá de 38 mil 333 pesos.

López Medrano destacó que lejos de optimizar y dar eficiencia a la estructura administrativa, el alcalde sustituto Guillermo Alfredo Martínez, optó por mantener la pesada nómina y destinarle casi el 60 por ciento del presupuesto.

“Además, por falta de recursos se pararon los servicios públicos, obras y programas sociales; y se dejaron de brindar programas educativos y apoyo a escuelas".