Nacional

Peña Nieto presenta 12 iniciativas para mejorar justicia cotidiana 

El mandatario firmó ocho reformas constitucionales, cuatro reformas legales y un decreto para garantizar procesos prontos y expeditos. Una de las iniciativas contempla la creación de un Sistema Nacional de Impartición de Justicia.
Jafet Tirado
28 abril 2016 14:49 Última actualización 28 abril 2016 15:5
Enrique Peña Nieto

El presidente Enrique Peña dijo que busca se país más justo y equitativo que garantice a todos el acceso a la justicia. (@PresidenciaMX)

CIUDAD DE MÉXICO.- Con el objetivo de fortalecer la justicia cotidiana y agilizar los procesos de resolución de conflictos, el presidente Enrique Peña Nieto envió al Congreso 12 iniciativas de reformas constitucionales y un decreto en la materia, ya que nueve de cada 10 denuncias presentadas en tribunales estatales se concentran en este ámbito.

Durante un evento en el Palacio Nacional, el primer mandatario explicó que el concepto de justicia cotidiana se refiere a los procedimientos para solucionar los conflictos derivados de la convivencia social (fuera del orden penal) tales como los laborales, administrativo, familiares o mercantiles.

Acompañado por secretarios, legisladores y miembros de la sociedad civil, el presidente firmó ocho reformas constitucionales, cuatro reformas legales y un decreto presidencial para garantizar procesos prontos y expeditos.

Estas propuestas son resultado de los “Diálogos por la Justicia Cotidiana”, instruidos el presidente, en el que participó la sociedad civil, los tres órdenes de gobierno y más de 200 expertos de 26 instituciones.

“Los resultados de estos diálogos reafirman nuestro compromiso por construir un mejor país. Un país más justo y equitativo que garantice a todos el acceso a la justicia, un México donde haya justicia además de expedita, pronta e imparcial, que haya justicia eficaz, donde la justicia sea una realidad cotidiana, donde la justicia jale parejo para todos”, dijo el mandatario.

Entre los cambios que contemplan estas reformas, está la creación de un Sistema Nacional de Impartición de Justicia, que permitirá una mayor coordinación entre los órganos judiciales y el uso de la tecnología para hacer realidad los juicios en línea.

Asimismo, que las autoridades locales privilegien la resolución de los conflictos, evitando los tecnicismo legales y creando un Código Nacional de Procedimientos Civiles, para unificar las reglas en la materia.

Y fomentar una ley general de medios alternos de solución de conflictos, que resuelva los problemas sin llegar a un juicio.

“En pocas palabras, queremos superar el dicho que dice: más vale un mal arreglo, que un buen pleito. Cuál es el objetivo, lograr un bueno arreglo, sin llegar a un pleito”, dijo.