Nacional

Panistas proponen decreto para suspender financiamiento a partidos

La iniciativa de los senadores Roberto Gil, Ernesto Cordero, Jorge Luis Lavalle y Javier Lozano prevé la liberación de  casi mil mdp, previstos para ser distribuidos a los partidos en lo que resta del año y con ello, aumentar los recursos del Fonden
Susana Guzmán
26 septiembre 2017 11:41 Última actualización 26 septiembre 2017 13:32
A tiempo. Roberto Gil Zuarth, senador del PAN, asegura que es el momento de tomar decisiones en el partido para que no “los tomen por sorpresa”.

A tiempo. Roberto Gil Zuarth, senador del PAN, asegura que es el momento de tomar decisiones en el partido para que no “los tomen por sorpresa”.

CIUDAD DE MÉXICO.- Senadores panistas proponen que el Congreso de la Unión emita un decreto de emergencia para suspender hasta el 31 de diciembre de 2018, el artículo 51 de la Ley General de Partidos Políticos referente al financiamiento público.

De aprobarse esta iniciativa, aseguran, se liberarían de inmediato casi mil millones de pesos (985 millones 246 mil 94 pesos), que están previstos para ser distribuidos a los partidos en lo que resta del año.

Mismos que se sumaron a los recursos del Fondo de Desastres Naturales (Fonden) previstos en el Presupuesto de Egresos 2017, que ascienden a poco más de seis mil millones de pesos.

La iniciativa de los senadores Roberto Gil, Ernesto Cordero, Jorge Luis Lavalle y Javier Lozano, entre otros, prevé también que una vez suspendido el artículo 51, para el ejercicio fiscal del 2018, la Cámara de Diputados podrá destinar una parte del presupuesto asignado para actividades ordinarias de los partidos políticos y la mitad de los recursos para las campañas electorales.

El conjunto de ambas partidas podría ascender a poco más de cinco mil millones de pesos".

La iniciativa será puesta a consideración del pleno legislativo.

El pasado 7 de septiembre se registró un sismo de magnitud 8.2 que afectó principalmente a los estados de Chiapas y Oaxaca, mientras que el 19 de este mismo mes, se sintió otro de magnitud 7.1, dejando pérdidas humanas y materiales en los estados del centro del país.