Nacional

PAN en San Lázaro pide bajar impuesto a la gasolina en 50%

Marko Cortés aseguró que su partido rechazó la reforma fiscal, que impuso un impuesto especial a combustibles (IEPS),  pues "afectaría el precio de los productos y el ingreso real de muchos ciudadanos”.
Víctor Chávez
02 enero 2017 11:34 Última actualización 02 enero 2017 11:35
Marko Cortés

(Archivo/Cuartoscuro)

CIUDAD DE MÉXICO.- El coordinador del PAN en la Cámara de Diputados, Marko Cortés, dijo que ante el aumento en el precio de las gasolinas, su partido insistirá en una de sus "24 Acciones para Reactivar la Economía", que consiste en bajar en un 50 por ciento el Impuesto Sobre Producción y Servicios (IEPS) en combustibles y que no suba más.

“Todos debemos aclarar que es la reforma fiscal y no la energética la que impone impuestos especiales a la gasolina, y por lo tanto un costo adicional", dijo.

Aseguró que "Acción Nacional expresó en su momento su total rechazo y voto en contra de la llamada tóxica reforma fiscal, porque en un contexto de bajo crecimiento económico, poca inversión y consumo interno insuficiente, afectaría el precio de los productos y el ingreso real de muchos ciudadanos; hoy lamentablemente este escenario lo estamos viendo”.

En un comunicado, el líder de la bancada panista aseguró que "detrás del desproporcionado aumento a las gasolinas hay una gran ineficiencia y corrupción en Petróleos Mexicanos, que lamentablemente el gobierno federal quiere cubrir con altos impuestos a cargo de los consumidores".

"La economía nacional no pasa por un buen momento, por eso Acción Nacional espera que el gobierno federal sea sensible y asuma el compromiso de disminuir el precio la gasolina bajando el impuesto, a fin de evitar que la precaria situación de las familias mexicanas se vea más afectada", insistió.

Anunció que "como primera fuerza de oposición en la Cámara de Diputados, Acción Nacional no quita el dedo del renglón e insistirá en la necesidad de revertir la tóxica reforma fiscal aprobada por el PRI-Verde y sus aliados, ya que ha provocado el estancamiento de la economía nacional y en donde el peso recae en las aportaciones de los contribuyentes".

“De haber aprobado la reforma energética que Acción Nacional propuso hace casi diez años y que el PRI se negó a aprobar, hoy estaríamos viendo los resultados y tendríamos una economía mucho más estable; sin embargo, aún con el retraso en su aprobación, el gobierno federal no ha sabido sacarle provecho para los mexicanos", destacó.

Cortés Mendoza hizo un llamado a "trabajar unidos y acordar una política fiscal de largo plazo, consensuada con todos los sectores de la sociedad y que no varíe de acuerdo a gobiernos y coyunturas".