Nacional

PAN demanda resolver gasolinazos y cancelar nueva alzas

El presidente Nacional del PAN, Ricardo Anaya, adivirtió que el gobierno federal carece de voluntad para resolver un problema
que está en sus manos. 
Susana Guzmán 
12 febrero 2017 17:38 Última actualización 12 febrero 2017 17:43
Ricardo Anaya, presidente Nacional del PAN.

Ricardo Anaya, presidente Nacional del PAN.

CIUDAD DE MÉXICO.- El presidente Nacional del PAN, Ricardo Anaya, reiteró su llamado al gobierno federal a dar marcha atrás al gasolinazo del pasado 1° de enero y a cancelar nuevas alzas, como las que se podrían presentar, una vez más, a partir del próximo 17 de febrero.

Advirtió que en el gobierno federal ha faltado voluntad real para resolver un problema que sí está en sus manos, pues la forma de hacerlo sería disminuyendo los impuestos, acción que han negado el PRI-Gobierno y sus aliados en las cámaras legislativas.

Anaya Cortés destacó que prácticamente todos los sectores de la sociedad han formulado propuestas y argumentos que demuestran que es viable dar marcha atrás a esta medida que castiga a los mexicanos no sólo con gasolina cara, sino con una escalada general en los precios de productos y servicios, lo que se traduce en un menor poder adquisitivo.

“Los mexicanos nos han dejado en claro que hoy su principal preocupación son los gasolinazos y las consecuencias que el aumento ha tenido en su vida cotidiana. La gente nos lo dice en las calles, a través de los módulos de recolección de firmas para la disminución del precio de la gasolina que tenemos con nuestros diputados federales, en eventos y en las redes sociales. Es hora de que el gobierno le ponga fin a este problema”, dijo.

Explicó que al mantener esta estrategia, que es 100 por ciento recaudatoria, se pone en riesgo la estabilidad social y se pierde el control sobre la inflación, misma que en su medición mensual de enero fue la más alta para un periodo similar en 18 años, y la proyección anual rebasa ya el objetivo fijado por el Banco de México.

Ante ello, reiteró que la solución es clara: reducir el Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) a las gasolinas, como lo ha propuesto Acción Nacional