Nacional

Otra baja en el gabinete del 'Bronco'; van cinco 
en cinco meses

Rogelio Benavides Pintos renunció a la Subsecretaría de Administración de Nuevo León con lo que suman cinco bajas del gobierno de Jaime Rodríguez Calderón. 
Juan Antonio Lara/ Corresponsal
22 febrero 2016 23:1 Última actualización 23 febrero 2016 5:0
Advierten que la relación del Bronco con la ciudadanía está en riesgo. (Especial)

Van cinco renuncias del gabinete de Jaime Rodríguez. (Especial)

MONTERREY.- A menos de cinco meses de haber iniciado sus funciones, el gabinete del gobernador de Nuevo León, Jaime Rodríguez Calderón, ya registra su quinta baja.

La renuncia de Rogelio Benavides Pintos a la Subsecretaría de Administración se sumó a la salida de Miguel Treviño a la Jefatura de la Oficina del Gobernador; de Alfredo Treviño a la Subsecretaría de Prevención y Participación Ciudadana; de Julio César Martínez a la Secretaría del Trabajo; e Ismael Rodríguez a la Junta de Conciliación y Arbitraje.

Benavides presentó su renuncia al cargo el domingo pasado por ser el responsable de la compra de 200 mil cobertores al triple de su precio normal, la cual le fue aceptada por el gobierno local para facilitar las investigaciones de la Contraloría estatal.

Diputados locales y líderes de organismos ciudadanos demandaron sanciones contra quien resulte responsable de esa compra, ya que –consideraron– el asunto no puede quedarse solamente en la renuncia de un funcionario.

“El sólo separarlo del cargo no es lo único que los ciudadanos estamos esperando. Debe haber una sanción administrativa o, en su caso, ver algún otro tipo de sanción”, indicó Arturo Salinas Garza, coordinador de la bancada del PAN en el Congreso de Nuevo Léon.

Mientras, Sandrine Molinard, directora del Consejo Cívico de las Instituciones de Nuevo León, opinó que la Contraloría del Estado o el Ministerio Público deben dar a conocer el resultado de las investigaciones en torno a este caso.

“Esperamos ahora que la Contraloría y el Ministerio Público den a conocer a la ciudadanía el resultado sus investigaciones y eventualmente que se fijen sanciones administrativas o penales, según proceda”, declaró.

Molinard señaló que la Contraloría tiene en esta investigación la oportunidad de demostrar que el gobierno del estado cuida las finanzas públicas.

“El gobernador (Jaime Rodríguez) ya debe deshacerse de todas esas manzanas podridas que tanto daño le están haciendo a su gobierno. La ciudadanía está harta de que se presenten casos de corrupción en los gobiernos”, dijo Marco Antonio González, líder de la bancada del PRI.

“Debe hacer una valoración para conservar a las personas que le están dando resultados y separar a quién sólo le crean problemas. Ya es hora que tenga un equipo sólido para el bien de los ciudadanos de Nuevo León”, puntualizó el priista.

Por separado, Samuel García, diputado de Movimiento Ciudadano, coincidió con el hecho de que la renuncia del ahora exfuncionario del Bronco no basta.

“Deben seguir en curso las denuncias penales que hay en su contra (de Rogelio Benavides), como la administrativa vía la Contraloría”, refirió García.