Nacional

Ombusman pide presupuesto adecuado para la CNDH

El presidente del organismo dijo que el presupuesto asignado anualmente a las 32 Comisiones, Defensorías y Procuradurías Estatales de Derechos Humanos, no sea suficiente para llevar a cabo todos los proyectos de defensa y acercamiento a los ciudadanos, ya que "a veces, ni para sufragar el gasto corriente".
Miriam de Regil
10 julio 2015 13:32 Última actualización 10 julio 2015 13:32
Luis Raúl González Pérez, ombudsman nacional de la CNDH. (Tomada de @CNDH)

Luis Raúl González Pérez, ombudsman nacional de la CNDH. (Tomada de @CNDH)

CIUDAD DE MÉXICO. Luis Raúl González Pérez, presidente de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) solicitó a los gobiernos federal y estatales que el presupuesto de 2016, no sólo el de el organismo sino también de las Comisiones locales, sea suficiente para defender los derechos de los gobernados, porque “en ello va la dignidad de las personas”.

El asunto de los derechos humanos, advirtió tiene que ser tratado de manera transversal y considerando en la planeación de los presupuestos de egresos de los gobiernos.

El presupuesto asignado anualmente a las 32 Comisiones, Defensorías y Procuradurías Estatales de Derechos Humanos, dijo, no sea suficiente para llevar a cabo todos los proyectos de defensa y acercamiento a los ciudadanos, ya que "a veces, ni para sufragar el gasto corriente".

Asimismo, aseguró que las limitantes presupuestales y la debilidad financiera no siempre permiten el buen funcionamiento de los Organismos Públicos de Derechos Humanos; por ello, resaltó, en algunos casos su autonomía es débil al igual que su desempeño, lo que hace que las comisiones estén poco institucionalizadas y su proceso de fortalecimiento sea muy incipiente o incluso no exista.

Aunque acatan y respetan los presupuestos que los Congresos de cada entidad les asignan, opinó que los Ombudsman estatales deberán seguir gestionando con los Congresos locales que haya mayor apoyo para sus tareas y hacerles ver que se requieren más recursos para continuar generando servicios a la ciudadanía y exigiendo en las dependencias gubernamentales respeto a los derechos humanos.