Nacional
Crónica

Ocho horas como rehenes, reporteros en Nochixtlán

Dos reporteros de TV Azteca fueron retenidos y los pobladores trataron de que firmaran un “acuerdo” para que “dijeran la verdad” y luego intentaron obligarlos a transmitir 15 minutos en vivo con un mensaje “para el pueblo de México”.
David Vela
22 junio 2016 0:0 Última actualización 22 junio 2016 6:46
ataque. Este es el sitio en el que fueron interceptados y retenidos los reporteros de TV Azteca, que viajaban en la camioneta blanca (foto).

ataque. Este es el sitio en el que fueron interceptados y retenidos los reporteros de TV Azteca, que viajaban en la camioneta blanca (foto).

NOCHIXTLÁN.- A 48 horas de que civiles se enfrentaran en Nochixtlán con policías federales y estatales, con saldo de 11 muertos y más de un centenar de heridos, los pobladores, que ya habían retenido a cinco policías (tres federales y dos estatales), la emprendieron ahora contra periodistas.

A algunos les impidieron el acceso al pueblo y hasta el cierre de esta edición habían impedido la salida de otros que sí lograron ingresar.

Se trata de dos reporteros de TV Azteca, a quienes primero trataron de hacer firmar un “acuerdo” para que “dijeran la verdad” y luego intentaron obligarlos a transmitir 15 minutos en vivo con un mensaje “para el pueblo de México”.

Ante ello, TV Azteca emitió anoche un comunicado en el que advirtió que no cederá a presiones ni chantajes, y responsabilizó “a los autores de este atroz crimen” de la integridad de los periodistas.

Personal de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos llegó al lugar para interceder por su liberación. También llegaron observadores de la ONU, quienes sólo permanecieron cinco minutos en el lugar. Y es que el personal de Naciones Unidas consideró que los periodistas no estaban retenidos, ni secuestrados, “simplemente están acordando una transmisión en vivo de una una nota y luego los van a dejar ir”.

Cuatro horas después de esta aseveración, los reporteros seguían retenidos a la entrada del Pueblo de Nochixtlán. Pero la tensión en esa zona se inició al mediodía cuando los reporteros comenzaron a llegar al pueblo a cubrir los sepelios de algunos de los fallecidos por los enfrentamientos del pasado domingo.

De hecho, en la autopista aún continuaban camiones incendiados, tráileres chocados y atravesados en la vialidad. Decenas de hombres encapuchados mantenían la barricada en el cruce de la autopista y la carretera federal que dan acceso al poblado.

Un hombre con machete en mano interrogó a varios reporteros. Cuestionó qué hacían en el lugar y cuál era su intención de querer ingresar a Nochixtlán, al tiempo que dudaba de la identidad de los periodistas...

“Si no son periodistas mejor retírense del lugar, y si sí son y dicen la verdad, tienen acceso; si no dicen la verdad nos vamos a quedar con su credenciales y con este machete haremos justicia”.

Fue con esta advertencia que se dejó ingresar a los comunicadores, siempre escoltados y vigilados. “Tienen una hora para hacer lo que tengan que hacer y después les pido que se retiren”, decía el hombre que vigilaba ese retén.

En el trayecto se observaron camiones en llamas, uno de ellos que estaba cargado con gallinas, mismas que quedaron calcinadas. El olor fétido que emanaba de los cuerpos de los animales –que se quedaron a un costado del panteón municipal, donde ayer fueron sepultaron dos de las víctimas– se impregnó en el ambiente.

Cientos de envases de botellas de refresco, cerveza, y otras bebidas, algunas ya con mechas puestas para convertirse en bombas molotov, estaban a la entrada del pueblo, donde además se advirtió de un hotel incendiado.

Ya dentro del pueblo grupos de hombres estaban dispersos en diversos lugares, principalmente en la presidencia municipal, que horas antes incendiaron, así como en el atrio de la iglesia, donde mantenía, hasta ayer, retenidos a policías. Trascendió por la noche que los uniformados fueron liberados. No obstante, al cierre de esta edición no había confirmación oficial.

La televisora del Ajusco emitió un comunicado para informar que sus reporteros, Fernando Albarrán y Pedro Enrique Cortés, fueron liberados por pobladores de Nochixtlán, pasadas las 23:00 horas; que se encontraban en buen estado de salud y se dirigían a la capital para seguir con su labor.

Todas las notas NACIONAL
Capturan leopardo en Lázaro Cárdenas, Michoacán
Humberto Moreira quiere ser diputado en Coahuila
Marcha de profesores desquicia Acapulco y Autopista del Sol
Congreso de Morelos aprueba revocar mandato a Cuauhtémoc Blanco
Sedesol denuncia anomalías en pensiones para adultos mayores
Ejército no debe salir de las calles hasta que gobernadores garanticen seguridad: CCE
Peña llama a fortalecer policías para regresar al Ejército a cuarteles
Cada vez más empresas le entran a la inclusión laboral
Rosario Robles firma convenio de cooperación con Holanda
Hallan calcinados a tres policías ministeriales en Guerrero
Hallan cuatro cuerpos en fosa clandestina en Tejupilco, Edomex
Enfrentamiento en Zamora, Michoacán deja un muerto y 4 lesionados
Derecho de Réplica del expresidente de México Felipe Calderón
Despiden a 615 maestros de la CNTE; apenas 1% de los que deberían cesar
La otra cara de los migrantes: regresan y tienen trabajo sustentable
Retraso legislativo: 66% en Diputados y 100% en el Senado
La ALDF corregirá la Ley de Vivienda
Constituyente quita párrafo sobre cobro de la plusvalía
Desnaturalizan nuestra función, advierte Sedena
Ruiz Massieu gana el #Retoguacamole
Basílica de Guadalupe espera 7 millones de peregrinos
Ordena INE a Ricardo Anaya abstenerse de contratar cápsulas en medios de comunicación
Propone titular de la PGR Ley General de Delincuencia Organizada
Ruiz Massieu, la canciller que le pone sazón al guacamole
AMLO respalda declaraciones de Cienfuegos