Nacional

Obstaculizan la entrega de los cadáveres de Villa Purificación en Jalisco

El abogado de los deudos refirió que el hecho representa una doble victimización a los deudos, a quienes no les han entregado los cuerpos de los fallecidos en los hechos violentos del 1 de mayo. 
Juan Carlos Huerta / corresponsal
21 mayo 2015 12:33 Última actualización 21 mayo 2015 13:51
[ El número de muertos podría sobrepasar los 200. / Reuters]

[Bloomberg] Uno de los muertos es el presunto agresor, quien se había atrincherado en una casa.

GUADALAJARA.- El gobierno Federal pone trabas para la entrega de los cadáveres de Villa Purificación; niegan la entrega de cuerpos en Jalisco, reporta el abogado de las familias de los occisos, Javier Díaz.

El Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses informó a los deudos que la delegación Jalisco de la Procuraduria General de la República (PGR), no tienen ningún agente ministerial adscrito a la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada, (SEIDO), que de seguimiento al caso.

Lo anterior representa una doble victimización a los deudos, explica el abogado, "porque no les bastó asesinarlos y dejar sus cuerpos a cielo abierto, luego tener a las familias en espera de sus parientes; y ahora salen con ésto", dijo.


Los familiares trataron de reclamar los cadáveres y se les informó que las investigaciones las maneja la SEIDO y solo en el Distrito Federal pueden hacer el trámite de reclamación, "primero para les pueden informar, y luego para reclamar los cadáveres, después deberán regresar a Guadalajara a para la entrega física de los cuerpos; y de aquí a hacer el proceso para el traslado a Villa Purificación; y la gente ya no tiene dinero", señala.

Efectivos militares habrían asesinado a las ocho personas, y las responsabilizan de haber participado en el ataque a aeronaves, que derivó en el desplome de un helicóptero tripulado por agentes federales y soldados, varios de ellos murieron el 1 de mayo.

Los cadáveres fueron apilados uno sobre otro y dejados a la intemperie durante quince días, por personal castrense, que a su vez, recriminó a los deudos y les sentenciaron que se trataba de un castigo por la muerte de sus compañeros.

Después de la jornada violenta los militares han invadido predios y hostigado a pobladores del Sur del estado, en el marco de la Operación Jalisco.