Nacional

Obispos del Edomex piden "dignificar la democracia"

A través de un mensaje, solicitaron a los candidatos electorales en el Estado de México evitar descalificaciones y aprovechar la contienda para acercarse a la población. 
Anabel Clemente 
29 marzo 2017 19:54 Última actualización 29 marzo 2017 19:54
Obispos en Guerrero piden diálogo con criminales. (ARCHIVO/ Cuartoscuro)

Obispos en Guerrero piden diálogo con criminales. (ARCHIVO/ Cuartoscuro)

ESTADO DE MÉXICO.- Los obispos del Estado de México, liderados por el Cardenal Carlos Aguiar Retes, se pronunciaron por unas elecciones propositivas, piden a los candidatos de los diversos partidos “dignificar la democracia”.

En una conferencia de prensa en la Curia del Estado de México, en Tlalnepantla, los titulares de las diócesis ubicadas en la entidad señalaron que son necesarias dos actividades para mejorar la democracia: “que (los candidatos) no se dejen llevar por la denigración, la descalificación de los contendientes” y que las campañas sirvan para escuchar las demandas de la población.

“Hemos constatado, como la sociedad en general, que se ha deteriorado la competencia electoral en nuestro país en las últimas elecciones del 2016 y nos gustaría invitar a los candidatos a volver a dignificar la democracia empezando por las campañas electorales. El pueblo de México no tiene otra alternativa que la democracia para ser un país en desarrollo. La democracia es una manera, un sistema que nos permite participar y tener un lugar, un espacio como población y poder expresar lo que pensamos”, destacó el Cardenal.

Con la presencia de los obispos de Ecatepec, Óscar Roberto Domínguez Couttolenc, y de Valle de Chalco, Víctor René Rodríguez Gómez; así como obispos auxiliares de las diócesis de Izcali y Tlalnepantla, Aguiar Retes señaló que es importante evitar una campaña en base a la descalificación y denigración entre los contendientes.

Asimismo, señalaron que los partidos políticos enfrentan el reto de hacerse nuevamente creíbles y cercanos a la población, lo que demanda “un compromiso serio con la transparencia seria y la honestidad”. Destacaron que el riesgo de no asumir esa responsabilidad es “alimentar las bases para el retorno al autoritarismo político o al populismo autoritario”.