Nacional

Obispo de San Cristobal celebra el regreso a clases en Chiapas

Felipe Arizmendi reconoció el esfuerzo de líderes magisteriales y autoridades por llegar a un acuerdo político sin el uso de la fuerza. También llamó a continuar el diálogo con las autoridades, y que se respeten “los justos derechos de los maestros".
Anabel Clemente
19 septiembre 2016 14:41 Última actualización 19 septiembre 2016 14:43
Felipe Arizmendi

(Archivo/Cuartoscuro)

El obispo de la Diócesis de San Cristóbal de las Casas, Felipe Arizmendi, celebró el acuerdo al que llegaron líderes magisteriales y autoridades federales para reiniciar las clases en Chiapas, luego de un paro de 120 días.

Al menos el 90 por ciento de los 1.8 millones de niños de educación básica y media regresaron a las aulas, pese al desacuerdo de algunos docentes y padres de familia, “en este caso se concedieron muchos beneficios a los maestros”, señaló el obispo a través de una carta publicada en la Conferencia del Episcopado Mexicano.

“Derrocar la reforma educativa no es asunto sencillo que dependa de un solo grupo magisterial, sino de un movimiento que fuera más generalizado en los diversos sectores de la sociedad. En todo el país, esta reforma se está implementando sin mayor oposición. Lograr que se modifiquen algunos de sus artículos, debe ser la lucha que ha de seguir, ya no suspendiendo clases, sino presentando al Congreso Federal los cambios legislativos que los maestros de la CNTE consideren necesarios”, destacó el prelado.

Arizmendi enfatizó que la lucha política debe seguir, “pero llevando las propuestas ante las instancias federales pertinentes”; es decir a senadores y los diputados, quienes se encargan de resolver los cambios de las leyes.

Hizo un llamado a quienes no están de acuerdo con reiniciar las clases a evitar la violencia y continuar el diálogo con las autoridades, ante ello manifestó su apoyo para que se respeten “los justos derechos de los maestros; pero no apoyamos un paro indefinido que lesione los derechos de los niños, ni métodos que dañen a la sociedad”, aclaró.