Nacional

Normalistas toman caseta de Autopista del Sol para demandar plazas

Los egresados de la Normal de Ayotzinapa permitieron durante una hora el paso libre en la caseta de Palo Solo y exigieron a las autoridades apoyo para realizar nuevamente el examen de oposición que les permita acceder a las plazas docentes.
Rosario García/Corresponsal
25 agosto 2015 13:15 Última actualización 25 agosto 2015 13:32
Normalistas

La caseta de 'Palo Blanco' fue tomada por normalistas. (Especial)

CHILPANCINGO.- Egresados de la Escuela Normal Rural "Raúl Isidro Burgos", de Ayotzinapa, tomaron por una hora la caseta de peaje de Palo Blanco, ubicada en la Autopista del Sol, para exigir 121 plazas de docente y el desistimiento de 15 órdenes de aprehensión iniciadas en su contra.

Los manifestantes llegaron alrededor de las 10 de la mañana, con los rostros cubiertos, a bordo de autobuses del servicio público que mantienen retenidos desde hace varios meses y desalojaron a los trabajadores, permitiendo el paso libre a los automovilistas.

Esa acción propició la movilización de policías federales con equipo antimotín que replegaron a los normalistas para permitir que los empleados continuarán con su labor y conminaron a los inconformes a que se retiraran del lugar.

1
   

   

Normalistas

Luego de un pequeño diálogo con los uniformados, los normalistas ofrecieron una conferencia de prensa en la que aseguraron que pese a los acuerdos con autoridades federales, no se han hecho realidad.

Pidieron que para septiembre se abra un periodo extraordinario y les apliquen nuevamente el examen de oposición, aunque antes deberán recibir una capacitación “presencial” para aprobarlo y acceder a una plaza.

1
   

   

Normalistas

En este sentido, explicaron que quienes presentaron el examen de oposición no aprobaron y ahora exigen una nueva oportunidad pero con apoyo.

De igual forma, pidieron que las autoridades de la Fiscalía General del Estado se desistan de por lo menos 15 averiguaciones previas que se iniciaron en contra de igual número de estudiantes derivado de las movilizaciones por la "búsqueda” de sus 43 compañeros desaparecidos el 26 y 27 de septiembre en Iguala, calificando la acción como una represalia a la escuela.