Nacional

'Norma' se degrada a tormenta tropical

El Servicio Meteorológico Nacional anunció que el meteoro pasó de huracán categoría 1 a tormenta tropical a las 16:00 horas de este sábado. 
Redacción
15 septiembre 2017 7:38 Última actualización 16 septiembre 2017 19:32
Norma

Norma

CIUDAD DE MÉXICO.- El fenómeno meteorológico Norma se degradó este sábado, a las 16:00 horas, a tormenta tropical, y se encuentra a 335 kilómetros al sur de Cabo San Lucas, Baja California Sur, informó el Servicio Meteorológico Nacional (SMN).

En estos momentos, Norma tiene vientos máximos sostenidos de 100 kilómetros por hora y se desplaza al norte a una velocidad de 6 kilómetros por hora.

Norma llegaría a su punto más cercano con Baja California Sur como una tormenta tropical el martes 19 de septiembre.

El SMN había señalado con anterioridad que Norma se convertiría en huracán categoría uno este sábado e impactaría como tormenta tropical hasta el próximo martes a Baja California.

El organismo dependiente de la Comisión Nacional del Agua (Conagua) indicó que los desprendimientos nubosos del meteoro refuerzan el potencial de lluvias fuertes a muy fuertes en el occidente de México.


REMANENTES DE MAX DEJAN LLUVIAS
También indicó que los remanentes de Max se encuentran en tierra sobre la zona limítrofe de Oaxaca y Guerrero, a 8 kilómetros al oeste-suroeste de Putla y a 200 kilómetros al este de Acapulco.

Su circulación ocasiona lluvias y vientos fuertes, así como oleaje en costas de Guerrero y Oaxaca.

Ante su debilitamiento, el SMN dijo que será el último aviso sobre este meteoro.

El Coordinador Nacional de Protección Civil, Luis Felipe Puente, dijo que las autoridades preparaban un operativo en Baja California Sur, donde hace dos semanas la tormenta Lidia provocó la muerte de al menos seis personas.

Se esperaban tormentas y vientos en varios estados con costas en el Pacífico, provocados también por los remanentes del huracán Max que impactó el jueves en Guerrero, en el sur del país.

En una entrevista telefónica, Puente dijo que las lluvias de Max afectaron a cientos de viviendas en Guerrero, pero que no había reportes de fallecidos.

Las lluvias se extendían a Oaxaca, uno de los más dañados por el poderoso sismo de magnitud 8.1 que la semana pasada sacudió el centro y sur del país dejando casi 100 muertos.

"Esperamos lluvias ya no fuertes, ya se desbarató, ya Max se perdió, lloverá intermitentemente, pero ya nada qué preocuparnos, en este momento me preocupa Baja California Sur".

Con información de Reuters