Nacional

"No tengo queja del Altiplano", dijo 'El Chapo' Guzmán a la CNDH

Luis González Pérez, ombudsman de la CNDH, aclaró que Joaquín Guzmán Loera reconoció que no recibió malos tratos durante su estancia en el penal.
David Saúl Vela
13 julio 2015 23:10 Última actualización 13 julio 2015 23:10
Luis Raúl González Pérez

Luis González Pérez, presidente de la CNDH. (Tomada de Twitter: @CNDH)

CIUDAD DE MÉXICO.- Joaquín Guzmán Loera, reconoció ante la Comisión Nacional de Derechos Humanos que no recibió malos tratos durante su estancia en el penal federal de máxima seguridad número uno, El Altiplano.

Así lo confirmó el propio organismo que encabeza Luis González Pérez, al advertir que tras recibir un escrito de queja, visitadores se entrevistaron con el capo y este aseguró que no tenía queja con el trato que recibía.

“Se entrevistó, entre otros, al señor Joaquín Guzmán Loera, quien señaló que no había firmado escrito alguno y no tenía queja del Centro”, dijo la Comisión Nacional a través de un comunicado.

Explicó el citado escrito se interpuso el 25 de febrero de 2015 e iba firmada por 137 internos, quienes aparentemente se quejaron del desempeño del Director General y del Director Técnico del centro federal.

Además, dijeron que no les prestaban el servicio médico y había desabasto de medicamentos, así como malas condiciones de internamiento, entre otras anomalías.

Detalló que personal de la Tercera Visitaduría General acudió a ese centro penitenciario con el fin de entrevistarse con los internos firmantes de las quejas y derivado de ello se detectaron anomalías.

Entre ellas que de los 137 nombres en ellas señalados, doce no cuentan con registro de que hayan estado alojados en el Cefereso número 1; nueve obtuvieron antes de la fecha de presentada la queja, y cuatro habían sido trasladados a otro Centro Federal.

Dijo que además se descubrió que varias firmas que aparecen en los escritos no coinciden con las que obran en documentos oficiales signados por los internos.

“Durante la visita a ese centro, el personal de la CNDH entrevistó al azar a 21 internos de los cuales cuatro refirieron que sí firmaron la queja y están inconformes con lo señalado; siete precisaron que sí firmaron para obtener atención médica y desconocen el contenido del escrito porque sólo firmaron una hoja y diez manifestaron que no firmaron ni tienen queja alguna”, agregó.

Destacó que los visitadores obtuvieron constancias de servicios médicos que atendieron a los internos, además de realizar un recorrido de supervisión por áreas de visitas familiar e íntima, de cocina o producción de alimentos y de servicio médico, y tras ser analizadas y valoradas llevaron a concluir que no existe materia para seguir conociendo del asunto.