Nacional

No hacer 'shows' en busca de la presidencia del PRD, pide Moreno Rivera

El candidato a dirigir el PRD dijo que la propuesta de un debate, sólo beneficiará al protagonismo personal de cada aspirante y no a un objetivo común y propositivo, además de resultar improcedente por la simple razón de que aún no existe convocatoria.
Víctor Chávez
01 septiembre 2015 13:25 Última actualización 01 septiembre 2015 13:26
Julio César Moreno Rivera

Julio César Moreno pidió a los aspirantes a dirigir el PRD que se respeten los tiempos y la normatividad. (Archivo/Cuartoscuro)

CIUDAD DE MÉXICO. El expresidente de la Cámara de Diputados, Julio César Moreno Rivera, aspirante a la dirigencia nacional de PRD, exhortó a los precandidatos a dirigir al partido a "no anticiparse, a no crear un reality show mediático ni caer en el protagonismo".

Los pidió "tener cordura" de cara a la próxima elección de dirigente nacional de este organismo político.

Líder de la corriente Nueva Izquierda en el DF, el legislador recomendó "respetar los tiempos y estatutos del partido del sol azteca, pues no hay fundamento para acciones precipitadas y mucho menos adoptar una postura protagonista que en nada abonan a nuestro partido".

Moreno Rivera dijo que los cambios que requiere el PRD "deben ser producto de un control de daños estricto para que cualquier transformación sea de fondo, por lo que proponer un debate, sólo beneficiará al protagonismo personal de cada aspirante y no a un objetivo común y propositivo, además de resultar improcedente por la simple razón de que aún no existe convocatoria para registro de dicho cargo".

Destacó la necesidad de apegarse a la normatividad en la materia y dijo que el proceso respectivo, tiene sus tiempos y formas a las que "todos debemos ajustarnos".

El también Consejero Nacional recordó que el XIV Congreso Nacional Extraordinario se celebrará del 17 al 20 de septiembre en la ciudad de México y es entonces cuando se debe iniciar el proceso de elección.

Julio César Moreno agregó que "la necesaria transformación del PRD tampoco justifica la aceleración de los tiempos; hay que actuar con prudencia y ponderación para avanzar adecuadamente en un proceso de la mayor trascendencia para la izquierda mexicana, incluyendo el impulso a una mayor democratización política".

La mejor opción para el perredismo, señaló, debe surgir de una discusión amplia, tolerante y democrática y en la que todas las voces quepan, comentó, pero sin apresuramientos de ninguna índole.

También coincidió con el actual dirigente perredista, Carlos Navarrete Ruiz, en el sentido de apoyar a los liderazgos jóvenes al momento de renovar la dirigencia nacional de dicho partido. Ello, dijo, es parte de la transformación que demanda la militancia, pero también para impulsar las reformas económicas, políticas y sociales del país.

México, debe evolucionar en muchos aspectos para acelerar su desarrollo en todos los órdenes y ello demanda de partidos políticos democráticamente fuertes y en esto debemos poner nuestro mayor esfuerzo, señaló.