Nacional

No defenderemos a nadie que haya cometido irregularidades probadas: PRI Veracruz

Renato Alarcón Guevara, dirigente del PRI en Veracruz, pidió todo el peso de la ley en contra de quienes tengan algún indicio que les sea probado, independientemente de su posición.
Corresponsal Itzel Villa
16 abril 2017 15:6 Última actualización 16 abril 2017 15:6
renato alarcón

Renato Alarcon dijo que confían en la justicia federal. (Tomada de @PrensaCENpri)

El presidente del PRI de Veracruz, Renato Alarcón Guevara, consideró que la detención de Javier Duarte de Ochoa es una oportunidad para limpiar el honor del partido, y aseguró que el partido no va a defender a nadie que sea señalado y probada su participación en actos irregulares de acuerdo a las investigaciones de la justicia federal.

“Confiamos en la justicia federal. Vemos una actuación imparcial con la detención de Padrés, Yarrington. No una justicia selectiva como sí lo ha habido en Veracruz”.

Al respecto, agregó que confían en las investigaciones que se hagan a partir de la detención del expriista, y pidió todo el peso de la ley en contra de quienes tengan algún indicio que les sea probado, independientemente de su posición.

“Al gobierno federal tenemos que reconocerle todo el respaldo para que la procuración de justicia se haga sin distingos. Justicia no puede ser selectiva, nadie por encima de la ley. Ni gobernantes, ni gobernados”.


Luego de este sábado se diera a conocer que el gobierno de Guatemala, junto con la Interpol y el gobierno mexicano lograran la detención del exgobernador de Veracruz, Alarcón Guevara solicitó una actuación inmediata de la justicia, además de que todo el dinero, así como los bienes que sean recuperados tengan un procedimiento claro y su destino sea transparente en beneficio de los veracruzanos, quienes fueron agraviados por los delitos que se imputan a Duarte de Ochoa.

Dijo que tienen confianza en que la reintegración de los activos se dará con apego a los procedimientos jurídicos.

El líder estatal del PRI se pronunció “por un nuevo comienzo, sin dejar de reconocer el daño y dolor causado a la sociedad por las acciones de quienes han traicionado la confianza que implica el honor de gobernar” y recordó que la ley debe aplicarse contra quienes dañaron al estado.
De la detención dijo, “esperamos que no haya raja política de nadie”, ya que es un acto de justicia y reclamo de la sociedad veracruzana.

Acerca del fiscal de Veracruz, Jorge Winckler Ortiz, comentó que al Estado le urge un fiscal autónomo, ya que se nota una absoluta sumisión y un posible desvío de la ruta jurídica del caso. Ante esto, es necesario recuperar la credibilidad a través de actos jurídicos correctos y no tergiversar las funciones de cada quien.

“El gobernador no es policía ni fiscal”.