Nacional

Ni el Estado más poderoso puede imponer su voluntad, sostiene EPN

Al participar en la 25 Sesión de la Conferencia General del Organismo para la Proscripción de las Armas Nucleares en América Latina y el Caribe (OPANAL), Enrique Peña Nieto, Presidente de México, conmemoró el 50 aniversario de la firma de Tratado de Tlatelolco.
Eduardo Ortega 
14 febrero 2017 23:9 Última actualización 15 febrero 2017 5:0
Luis Videgaray y Enrique Peña Nieto durante la Conferencia OPANAL

Luis Videgaray y Enrique Peña Nieto durante la Conferencia OPANAL

CIUDAD DE MÉXICO.- Ningún Estado, por poderoso que sea, puede pretender imponer su voluntad en contra de los principios forjados por la comunidad internacional, aseveró el presidente Enrique Peña Nieto.

Al participar en la 25 Sesión de la Conferencia General del Organismo para la Proscripción de las Armas Nucleares en América Latina y el Caribe (OPANAL), el mandatario conmemoró el 50 aniversario de la firma de Tratado de Tlatelolco.

Acompañado por el canciller, Luis Videgaray, dijo que hay amenazas que siguen latentes, que no han cambiado, entre ellas el poder destructivo de las armas nucleares, por lo cual es urgente e inaplazable avanzar hacia una norma universal de proscripción de armas nucleares.“El Tratado de Tlatelolco es una prueba patente de la eficacia y vigencia de los acuerdos multilaterales. Su esencia es clara: ningún Estado por poderoso que sea puede pretender imponer su voluntad en contra de los principios forjados por la comunidad internacional”, aseveró.

El mandatario expresó que América Latina y el Caribe se reafirma, en esta conferencia, como una región propositiva y comprometida con la paz mundial.

“Compartimos la visión de que las relaciones internacionales deben basarse en el derecho, el respeto y el diálogo, jamás en la intimidación o el uso de la fuerza”, sentenció, al tiempo que agradeció a los países de la región su apoyo, solidaridad y afecto, ya que “los buenos amigos destacan en los momentos de dificultad”.

Ante el embajador Luiz Felipe de Macedo Soares, secretario general del Organismo para la Proscripción de las Armas Nucleares en América Latina y el Caribe, Peña Nieto dijo que es un gran reto combatir el tráfico ilegal de armas. Puntualizó que nivel mundial, el 44% de las muertes violentas en el mundo son provocadas por armas de fuego; además, cada año mueren alrededor de 740 mil personas a causa de armas pequeñas y ligeras.

De acuerdo con el político mexiquense, la región de Latinoamérica y el Caribe es una de las más afectadas por este flagelo.

“Aunque hemos construido un andamiaje multilateral para evitar el tráfico de armas y municiones, debemos redoblar esfuerzos particularmente para hacer efectivo el tratado de comercio de armas”, agregó.