Ni dos años tiene, pero el PES ya costó 443 mdp al erario
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Ni dos años tiene, pero el PES ya costó 443 mdp al erario

COMPARTIR

···
Nacional

Ni dos años tiene, pero el PES ya costó 443 mdp al erario

En prerrogativas, desde 2014 el Partido Encuentro Social recibió 31 millones 700 mil pesos del Instituto Nacional Electoral; en 2015 obtuvo 120 millones 900 mil pesos; y en 2016 alcanzó 246 millones de pesos.

Víctor Chávez
31/03/2016

CIUDAD DE MÉXICO.- Con recursos e infraestructura propios, pero aún sin logros legislativos, el nuevo Partido Encuentro Social (PES) costó ya a los mexicanos 443 millones 600 mil pesos del erario, a 21 meses de haber obtenido su registro a nivel nacional.

Por ello, presume que “no somos ni seremos satélite de nadie” y anuncia que postulará a ocho candidatos propios de las 12 gubernaturas que se elegirán en junio, en dos se aliará con el PRI (Puebla y Oaxaca) y en dos no tendrá participación: Hidalgo y Chihuahua.

En prerrogativas, desde 2014 –cuando obtuvo su registro en julio– recibió 31 millones 700 mil pesos del Instituto Nacional Electoral (INE); en 2015 obtuvo 120 millones 900 mil pesos; y en 2016 alcanzó 246 millones de pesos.

,,

Además, de septiembre a diciembre del 2015, su pequeño grupo parlamentario de ocho legisladores en la Cámara de Diputados obtuvo ya 12 millones de pesos, sólo como “subvenciones” para la operación de la bancada –sin contar salarios y bonos de apoyo que cada legislador recibe–; mientras que para 2016 recibió otros 33 millones de pesos como subvenciones en el Palacio Legislativo de San Lázaro.

“No somos ni seremos un partido satélite de nadie”, sostienen su presidente nacional, Hugo Flores Cervantes, diputado federal, y su coordinador parlamentario y secretario general del partido, Alejandro González Murillo, hidalguense y sobrino del exprocurador general de la República, Jesús Murillo Karam, exgobernador del estado.

González Murillo explicó que, aunque la autoridad electoral determinó que los nuevos partidos no podían hacer alianzas en estas elecciones inmediatas, el PES impugnó y ganó, por lo que pudo concretar “alianzas comunes” con el PRI en Puebla y Oaxaca.

En otras entidades, los tiempos no les alcanzaron para amarrar acuerdos, porque las leyes locales no les permitieron o, simplemente –aseguraron– porque para el partido lo más conveniente fue o ir solos o no presentar candidatos.

–¿Por qué no ir con el PAN en algún estado si a ustedes se les señala como un partido religioso o católico, afín a Acción Nacional? Se le cuestionó a Hugo Flores.

–No somos un partido católico ni religioso; en el partido no hay ministros de culto, somos plurales, donde caben todas las creencias, todos los credos. Sí, estamos a favor de la vida, de la familia, contra del aborto, y hemos apoyado al PAN en algunos estados –como Baja California– y muchos nos arrepentimos por sus malos resultados.

–¿Se ha comentado que detrás del PES en Hidalgo está el exprocurador Jesús Murillo Karam? Se le preguntó a González Murillo.

–Primero ¡háganme la buena! Segundo, lo quiero y lo respeto mucho, pero no es así. Yo he sido y soy empresario y tenemos una muy buena relación, pero hemos tenido caminos diferentes, cada quien por sus propios méritos.

,