Nacional

"Ni cosquillas" le hacemos a las gasolineras que defraudan: Profeco

Al reunirse con legisladores de la Comisión de Economía de la Cámara de Diputados, la titular de la Profeco, Lorena Martínez, solicitó reformas a la Ley de Protección al Consumidor para terminar con los abusos que aplican los expendedores de gasolinas.
Víctor Chávez
07 abril 2015 21:15 Última actualización 07 abril 2015 21:15
Profeco. Lorena Martínez. (Cuartoscuro)

Profeco. Lorena Martínez. (Cuartoscuro)

CIUDAD DE MÉXICO.- La titular de la Profeco, Lorena Martínez, pidió al Congreso de la Unión reformas a la Ley Federal de Protección al Consumidor para contar con herramientas legales suficientes para combatir los abusos y sancionar a los concesionarios de gasolineras que no despachan litro de a litro.

Explicó que hoy a estos concesionarios sólo se les puede castigar con una multa máxima de 3 millones 800 mil pesos.

"Apenas cosquillitas les hacemos, son insuficientes, por lo que les pedimos a los legisladores la revisión del marco jurídico que permita fortalecer a la Profeco y darle mejores dientes, para poder corregir muchas de estas prácticas comerciales que afectan, hoy por hoy, a los consumidores".

En una reunión con legisladores de la Comisión de Economía de la Cámara de Diputados, la funcionaria planteó que "lo que nosotros decimos es que hay sectores, industrias, proveedores, que por el tamaño económico de su empresa, por la fortaleza que tienen institucional y económica, las multas que nosotros ponemos a veces no son suficientes para poder corregir estas prácticas comerciales".

El desorden y la especulación en el precio de huevo dijo que tampoco los puede resolver. "En general, sancionamos alrededor de 124 establecimientos, con sanciones de clausura o de suspensión comercial, pero el fondo del problema no lo vamos a poder resolver nosotros, aunque está en el área de la Comisión Federal de Competencia Económica, porque al no existir un precio oficial hoy en el mercado, no podemos multar, precisamente, porque el precio esté caro, porque se venda caro".

"Lo que necesitamos es que la Comisión Federal de Competencia Económica, en uso de sus facultades, que puede imponer en un momento dado un precio máximo de un bien o un servicio, nos serviría a nosotros de referente en el futuro".