Nacional

Necesario 'desinflamar'
los agravios de Trump: Paulo Carreño

El subsecretario para América del Norte confió en que se llegue a acuerdos en temas migratorio y económico con Estados Unidos, luego de las declaraciones del presidente electo, Donald Trump, de deportar a tres millones de indocumentados.
Redacción
15 noviembre 2016 14:43 Última actualización 15 noviembre 2016 14:43
Ayer, José Paulo Carreño King, subsecretario Ejecutivo para América del Norte de SRE, asistió al foro ‘Mitos y realidades de Donald Trump’, en el Senado. (Especial)

Ayer, José Paulo Carreño King, subsecretario Ejecutivo para América del Norte de SRE, asistió al foro ‘Mitos y realidades de Donald Trump’, en el Senado. (Especial)

CIUDAD DE MÉXICO.- Tras la promesa del republicano Donald Trump de deportar a tres millones de inmigrantes indocumentados y de sacar a Estados Unidos del Tratado de Libre Comercio de América del Norte, el subsecretario para América del Norte, Paulo Carreño, aseguró que México ha redoblado esfuerzos para enfrentar la situación, y que es necesario ir desinflamando los agravios.

Explicó que existen las herramientas y mecanismos para llegar a acuerdos, ya que una relación binacional no se detiene por un proceso electoral.

“Confiamos en que tendremos las herramientas y los mecanismos para llegar a acuerdos, porque si esa es la provocación, no podremos borrar al vecino del norte, ahí está, y más vale que aprendamos a llevarnos bien con ellos”, compartió en entrevista radiofónica para Radio Fórmula.

El funcionario de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) añadió que “vale la pena poco a poco, ir desinflamando los agravios, desde luego que nos molestan a todos, y empezar a construir hacia delante”, ya que pareciera que “todavía estamos ante un discurso de campaña”.

Agregó que eventualmente “también tendremos que medir, frente a un nuevo gobierno hasta dónde ellos son capaces de llegar y les conviene llegar y a nosotros igual”.

Dijo que el gobierno mexicano está actuando desde antes que iniciara formalmente la campaña electoral de Donald Trump, y que redobló los esfuerzos para difundir los beneficios de la relación bilateral.

“Cuando hubo precandidatos, cuando, por cierto, hubo más de uno que utilizó a México y los mexicanos en la retórica, y redobló aún más los esfuerzos cuando ya hubo candidatos, para explicar mejor cuáles el valor de la relación y cómo es profundamente igual o más pernicioso para los Estados Unidos, para millones de estadounidenses”, comentó.