Nacional

Necesaria una comisión de vigilancia para evitar ecocidio en Nevado de Toluca

Gerardo Pliego Santana, presidente de la Comisión de Protección al Medio Ambiente y Cambio Climático del Congreso del Estado de México, señaló que en la comisión deben ser los ejidatarios los actores principales.
01 noviembre 2016 16:43 Última actualización 01 noviembre 2016 16:43
Nevado de Toluca. (Cuartoscuro)

Nevado de Toluca. (Cuartoscuro)

TOLUCA, Méx.- Tras la entrada en vigor del Programa de Manejo del Área de Protección de Flora y Fauna Nevado de Toluca, expedido por la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), es necesario crear una comisión de vigilancia que haga cumplir a cabalidad el decreto expedido por el gobierno federal, y así evitar abusos que deriven en un ecocidio.

Gerardo Pliego Santana, presidente de la Comisión de Protección al Medio Ambiente y Cambio Climático del Congreso del Estado de México, señaló que la comisión debe estar integrada por Gobierno del estado, la Cámara de Diputados local, los ayuntamientos vecinos al Volcán, "y por supuesto, el actor principal deben ser los ejidatarios".

El legislador mexiquense explicó que entre las nuevas disposiciones para el manejo del Nevado de Toluca se autoriza a ejidatarios y comuneros sembrar árboles para fines comerciales, como madereros o producción de árboles de Navidad, por arriba de la cuota de tres mil metros.

Tras señalar sólo con autorización de la Semarnat los comuneros pueden talar árboles que se encuentran infestados de plaga, afirmó que actualmente no existen incentivos que permita a comuneros y ejidatarios reforestar el bosque para posteriormente sacar provecho, lo que en muchas ocasiones deriva en la llamada "tala hormiga".

"Yo espero que con este decreto se les autoricé realizar ese tipo de plantaciones y explotación, para que los ejidatarios y comuneros reforesten con mayor interés el volcán, pero también espero que el decreto sirva para regular las minas de arena y de tepojal que se encuentran arriba de la cuota tres mil metros".

Explicó que la deforestación "hormiga" y la siembra de papa provoca una grave erosión a las faldas del volcán, "hecho que se agravaría si de alguna manera se permite la tala discriminada de los árboles, ya que la cubierta vegetal queda más expuesta, y la arena se concentraría en los sistemas de drenaje de las partes planas de la ciudad de Toluca, lo que provocaría graves inundaciones".

Respecto a la "tala hormiga", el diputado panista señaló que esta actividad puede ser hecha por los mismos ejidatarios, los posesionarios de los predios, incluso por personas ajenas a los ejidos, debido a que no tienen ganancias de sus tierras y no se les permite la explotación para que las mantengan productivas, lo que ayudaría a la subsistencia de sus familias.

En el municipio de Toluca existen los ejidos de Tlacotepec, que cuenta con siete mil hectáreas que llegan hasta el cráter de volcán; el ejido de Cacolamacán y San Juan Tilapa que son parte de esta zona boscosa; pero también los localidades que rodean al coloso, como Zinacantepec, Temascalpetepc, Coatepec de Harinas, Tenango y Texcaltitlán, cuentan con ejidos que son parte de la superficie del Nevado.

Ante este panorama complejo, Gerardo Pliego reconoció que un mal manejo de las nuevas disposiciones expedido por la dependencia federal puede llevar a un ecocidio al nevado de Toluca.

"Lo que nos toca a todos los que estamos involucrados, que son la Secretaría de Ecología, el Gobierno del estado, la Procuraduría del Medio Ambiente, los gobiernos municipales, el Congreso mexiquense y la misma Semarnap, es ser vigilantes para que se cumpla a cabalidad el decreto y no exista abusos".