Nacional

Municipios vecinos de Juchitán reclaman apoyo tras sismo

Los municipios de Asunción Ixtaltepec, Unión Hidalgo, Tehuantepec y Matías Romero, con daños considerables tas el sismo del pasado jueves, reclaman ayuda a pesar de que se han instalado albergues y comedores comunitarios.
Alfonso Cruz | Correpsonsal
13 septiembre 2017 12:55 Última actualización 13 septiembre 2017 12:56
Asunción Ixtaltepec, Oaxaca, sismo

(Cuartoscuro)

OAXACA.- Cuatro municipios cercanos a Juchitán de Zaragoza comienzan a reclamar la ayuda oficial; piden agua, alimentos, medicamentos y personal que les auxilie para remover los escombros de sus viviendas desplomadas.

Los víveres están llegando, pero es muy difícil que sea de forma simultánea a los más de 22 mil pobladores afectados por el sismo del pasado jueves.

Por aire y tierra, la ayuda oficial y la solidaridad de los oaxaqueños y de todo el país,  comenzó a llegar en las primeras horas del viernes, sin embargo parece insuficiente.

Asunción Ixtaltepec, Unión Hidalgo, Tehuantepec y Matías Romero, reclaman la misma ayuda que se está prestando en Juchitán, y aunque saben que no hay favoritismo, se sienten desprotegidos, abandonados.

En todos los municipios, se repite la historia: casas destruidas y damnificados que esperan la llegada oficial con despensas y agua.

"Comida hay, pero se niegan a dejar sus casas", comentó un trabajador del Sistema DIF Oaxaca que opera una de las cocinas comunitarias; "tenemos alimentos, agua, colchonetas, solo es cosa de que vengan, pero tampoco los podemos obligar".

Un informe reveló que en los cinco municipios se han instalado 24 cocinas comunitarias, 18 de las cuales son operadas por el Ejército Mexicano y seis por la Marina Armada de México, hay más de 24 albergues que se han equipado con cobertores y colchonetas a fin de garantizar la seguridad y brindar cobijo a las personas damnificadas y a quienes hagan uso de estos espacios en caso de que sus viviendas sean dictaminadas para ser derribadas.

Asimismo, diariamente llegan alrededor de dos toneladas de alimentos que son distribuidos conforme avanzan las horas, pero parece interminable la labor.