Nacional

Muestran nexos de Guillermo Anaya con delincuencia organizada

Según información del grupo Anonymus en EU, el candidato a gubernatura de Coahuila con el PAN, se encuentra bajo investigación por acusaciones en su contra por un supuesto fraude electoral y financiero por más de 70 millones de pesos. 
Redacción 
04 mayo 2017 21:50 Última actualización 04 mayo 2017 21:50
guillermo anaya

(Tomada de @memo_anaya)

El candidato a la gubernatura del estado de Coahuila el Partido Acción Nacional (PAN), Guillermo Anaya, ha sido señalado recientemente por suS nexos con la delincuencia organizada, la cual “lo está ayudando” para continuar con sus campañas políticas.

Según información publicada por el grupo Anonymus en Estados Unidos, se encuentra bajo investigación debido a las acusaciones en su contra por un supuesto fraude electoral y financiero por más de 70 millones de pesos, en el que se presume la participación de personas relacionadas con el narcotráfico.

Según los señalamientos que se han hecho, Anaya Llamas ha gastado al menos 70 millones de pesos de procedencia desconocida para pagar a 6 mil activistas, que reciben entre 350 y 2 mil 500 pesos mensuales para hacer promoción de su imagen y compra de votos en eventos como pláticas, entrega de despensas, loterías y otras actividades.

Estos recursos se han distribuido a través de tarjetas de nómina del banco Banorte, y en varias de ellas se reciben depósitos millonarios desde otras ciudades, como Mexicali, Saltillo, Monterrey y Reynosa.
Recientemente se filtró el audio de una llamada telefónica entre Anaya y Luis Fernando Salazar Fernández, senador y principal responsable de esta operación, llamada "Lavadero con tarjetas".

En la conversación, Anaya Llamas se muestra molesto con sus "operadores", ya que pretenden robarlo y quedarse con el recurso de las tarjetas que se están distribuyendo entre los coahuilenses.

En otra llamada con un interlocutor desconocido, Anaya explica las dificultades que están teniendo para implementar "un nuevo sistema" y asegura que el caos lo originan "ellos mismos". Además, asegura que los operadores no creen en este nuevo sistema (refiriéndose a las tarjetas) y quieran "chingarse la lana" destinada a una gran movilización para el día de la elección, en la cual se organiza una compra masiva de votos.

Con estas actividades, el candidato del PAN ha incurrido en delitos como lavado de dinero, coacción del voto, financiamiento ilegal, financiamiento paralelo, uso de recursos ilícitos en campañas electorales, violación de topes de campaña y peculado.