Nacional

Morena en la CDMX
respalda al delegado de Tláhuac

Martí Batres, líder de Morena, aseguró que la inseguridad es "responsabilidad única del jefe de gobierno, Miguel Ángel Mancer, porque de él dependen tanto la Secretaría de Seguridad Pública como la Procuraduría General de Justicia de la CDMX".
Héctor Gutiérrez
27 julio 2017 16:46 Última actualización 27 julio 2017 16:46
Martí Batres

Martí Batres dijo que Rigoberto Salgado solicitó la intervención del gobierno capitalino para atender el fenómeno de la delincuencia en su demarcación. (Cuartoscuro)

CIUDAD DE MÉXICO.- La dirigencia de Morena en la Ciudad de México, diputados locales y jefes delegacionales de extracción morenista brindaron su apoyo al delegado en Tláhuac.

En conferencia de prensa celebrada en la Asamblea Legislativa de la Ciudad de México, Martí Batres, presidente de Morena en la capital, manifestó su apoyo Rigoberto Salgado, jefe delegacional en Tláhuac, y aseguró que “los problemas de inseguridad que padecen los vecinos de aquella demarcación son responsabilidad única del jefe de gobierno, Miguel Ángel Mancer, porque de él dependen tanto la Secretaría de Seguridad Pública como la Procuraduría General de Justicia.

“En ninguna de las 16 delegaciones, los titulares de éstas tienen control de los cuerpos policíacos, ni de los uniformados ni de los agentes judiciales, pues están a cargo de dependencias controladas por la jefatura de gobierno”, dijo.

Acompañado por los jefes delegacionales de Azcapotzalco, Pablo Moctezuma, de Tlalpan, Claudia Sheinbaum y de Xochimilco, Avelino Méndez, además de diputados locales de la fracción parlamentaria de Morena, Batres Guadarrama dio a conocer documentos que comprueban que Salgado sí solicitó la intervención del gobierno de la ciudad para atender el fenómeno de la delincuencia en su demarcación.

Así, entregó copia de un escrito dirigido al jefe de gobierno, fechado el 8 de agosto del año pasado en el que, en 15 puntos, le plantea varios problemas de Tláhuac y le solicita su intervención, relacionada con la solicitud de que se envíen más elementos policíacos, más patrullas y que se preste mayor atención a diversos focos en donde la delincuencia había mostrado mayor crecimiento.

“Sin embargo, dijo Batres, casi todas estas exigencias fueron pasadas por alto y la mayoría ni siquiera fueron atendidas”.

Añadió que “Rigoberto Salgado ha manifestado, desde el primer momento en que se suscitó este lamentable episodio en la colonia Zapotitlán, su disposición para colaborar con las autoridades capitalinas y federales en el esclarecimiento de los hechos, con o que demuestra que la colusión de la que lo acusan con el sujeto apodado “El Ojos”, es una falsedad”.

Asimismo señaló que “de acuerdo con las autoridades de la Procuraduría de la Ciudad de México, Rigoberto Salgado no está relacionado con ninguna investigación por el caso mencionado, por lo que, quienes han exigido su renuncia sólo contribuyen a generar un clima de linchamiento político en su contra y en contra de Morena, ahora que ya se acerca el 2018".

El dirigente capitalino de Morena aseguró que "el jefe delegacional de Tláhuac es tan responsable de denunciar los delitos que se cometen en esa demarcación como los propios ciudadanos que ahí viven".