Nacional

Morelos y Guerrero acuerdan vigilancia federal en sus límites

El gobernador de Morelos, Graco Ramírez, y su homólogo de Guerrero, Héctor Astudillo, firmaron el convenio de colaboración denominado Alianza por la Seguridad Pública entre los estados. 
Edmundo Salgado/ Corresponsal
09 febrero 2016 20:37 Última actualización 09 febrero 2016 20:37
Graco Ramírez y Héctor Astudillo en la firma del acuerdo. (Tomada de @HectorAstudillo)

Graco Ramírez y Héctor Astudillo en la firma del acuerdo. (Tomada de @HectorAstudillo)

CUERNAVACA.- En una reunión privada y con el fin de combatir a la inseguridad, principalmente al grupo delictivo de Los Rojos y Guerreros Unidos, el gobernador de Morelos, Graco Ramírez, y su homólogo de Guerrero, Héctor Astudillo, acordaron que el Ejército Mexicano y la Policía Federal vigilen de forma permanente los límites de ambas entidades.

Así lo acordaron ambos mandatarios tras una visita que realizó el priísta Héctor Astudillo a las instalaciones del Centro de Coordinación, Comando, Control, Comunicaciones y Cómputo de la Comisión Estatal de Seguridad Pública de Morelos, y en donde Graco Ramírez mostró los resultados de la estrategia de seguridad pública del Mando Único.

En el convenio de colaboración denominado “Alianza por la Seguridad Pública entre los estados de Morelos y Guerrero”, se acordó que a partir de este martes la Policía Federal y elementos del Ejército Mexicano, así como las policías de ambas entidades, realizarán patrullajes y operativos de seguridad en los municipios de Tlaquiltenango, Puente de Ixtla, Amacuzac, Tetecala, Coatlán del Río, Taxco, Buenavista de Cuéllar y Huitzuco.

“La coordinación regional va a ser fundamental para los resultados, definitivamente trabajando juntos Guerrero y Morelos, Morelos y Guerrero, tendremos resultados a favor de la ciudadanía. En Morelos se han logrado avances importantes en seguridad pública y los resultados no son sólo del estado, sino de la coordinación entre niveles de gobierno porque trabajamos en una acción coordinada, con mucha decisión y voluntad política”, declaró el perredista Graco Ramírez.

Al respeco, Héctor Astudillo reconoció que la entidad que gobierna atraviesa una situación complicada, relacionada con el reciente cambio de los gobiernos municipales y el estatal, lo cual ha ocasionado una convulsión en materia de seguridad que se debe de enfrentar.

“No debe seguir siendo enfrentada con lo tradicional, tiene que modernizarse, y el visitar estas instalaciones y ver la operatividad que se tiene, sin duda, nos lleva a la conclusión de que Guerrero tiene que seguir urgentemente estos pasos. Guerrero tiene que hacer cosas más allá de lo que estamos haciendo, quedarnos en las circunstancias en las que estamos es administrar y administrar seguramente contra el reloj el problema tan delicado que tenemos”, aseguró.