Nacional

Moreira se defiende de las acusaciones de 'El rey de los Dragones'

A través de su cuenta de Facebook Humberto Moreira, Valdés, exgobernador de Coahula, dijo que sus acusadores en Estados Unidos sólo buscan la obtención de beneficios penitenciarios o económicos.
Corresponsal Magda Guardiola 
30 abril 2017 12:14 Última actualización 30 abril 2017 12:14
Humberto Moreira

(Archivo/AP)

El expriísta Humberto Moreira Valdés salió en su defensa ante las acusaciones de corrupción, lavado de dinero, malversación de fondos públicos y sobornos que hiciera en su contra el empresario Luis Carlos Castillo Cervantes, “El rey de los dragones”, ante la Corte Federal de Texas.

“Reitero una vez más que nunca he aceptado soborno ni de forma directa ni indirectamente a través de terceros. Al respecto, quizá resulte sintomático el hecho de no estar imputado en proceso alguno”.

Fue a través de su perfil de Facebook, que el exgobernador se dijo obligado una vez más a desmentir infundios que lo relacionan con cualquier tipo de acción ilegal y subrayó que sus acusadores detenidos en Estados Unidos solo buscan la obtención de beneficios penitenciarios o económicos de la administración norteamericana.

“También es significativo que durante mi gobierno en Coahuila no se concedieran a Castillo Cervantes más contratos de obra de los que el Estado había asumido en el sexenio anterior”.

Recientemente, la justicia estadounidense desclasificó parte de los testimonios de “El rey de los dragones”, donde detalla haber sido parte de una red de corrupción en la que estarían presuntamente involucrados exgobernadores como Moreira Valdés, quien lo sucediera como interino en el cargo Jorge Torres López, así como Luis Armando Reynoso Femat y Eugenio Hernández Flores, de Aguascalientes y Tamaulipas, respectivamente.

“No me cansaré nunca de defender mi honor frente a los continuos ataques interesados contra mi persona”.

Durante la semana que concluye, Moreira Valdés perdió sus derechos como militante del Partido Revolucionario Institucional y fue señalado por el expresidente de México, Felipe Calderón Hinojosa, de sostener nexos con la delincuencia organizada. Sobre ambos temas, el profesor guardó silencio.