Nacional

Monreal denuncia venta ilegal de alcohol en Tepito y La Lagunilla 

Ricardo Monreal, jefe delegacional electo de la Cuauhtémoc, asegura que funcionarios de la demarcación participan en la venta ilegal de bebidas alcohólicas a menores de edad. 
Felipe Rodea 
11 agosto 2015 16:45 Última actualización 11 agosto 2015 16:45
Ricardo Monreal, delegado electo en la Cuauhtémoc. (Archivo/Cuartoscuro)

Ricardo Monreal, delegado electo en la Cuauhtémoc. (Archivo/Cuartoscuro)

CIUDAD DE MÉXICO.- El jefe delegacional electo de Cuauhtémoc, Ricardo Monreal presentó una denuncia de hechos contra funcionarios de esa demarcación política por la venta clandestina de alcohol, incluso a menores de edad, en 46 puntos de Tepito y La Lagunilla.

Acusó formalmente a, director de Mercados y Vía Pública, Fernando Mancera Ortega, al subdirector de la misma, Juan Jorge Soria Perea; al jefe de la unidad departamental de Aldo Giovanni Ramírez Olvera, jefe de la unidad departamental de Mercados y Plazas Comerciales y al supervisor Víctor Chao Ornelas, de la venta no regulada de bebidas embriagantes en la zona referida.

Al acudir a presentar la denuncia, en representación del exgobernador de Zacatecas, Pablo de Antuñano, integrante de la comisión de transición, informó que se encontraron indicios de la comisión de al menos 10 delitos: abuso de autoridad; uso indebido de la fuerza pública; coalición de servidores públicos; uso ilegal de atribuciones y facultades; intimidación; negación del servicio público, cohecho; concusión; enriquecimiento ilícito y delitos contra el servicio público cometidos por particulares”.

Al salir del llamado bunker de la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF), tras presentar la denuncia, afirmó que es recurrente l venta de alcohol en varios puntos de la delegación Cuauhtémoc incluso en los tianguis, lo que genera una “economía subterránea que enriquece a servidores públicos, que cobran de manera ilegal, en detrimento de la ciudadanía. Cobra a quienes vende alcohol por tolerarlos. Haciendo negocio con las adicciones de los jóvenes de la demarcación”.

Informó que se sabe de la existencia 20 funcionarios llamados “charoleros”, quienes son los encargados de recoger la cuota por la venta de bebidas alcohólicas en los tianguis de la demarcación, uno de éstos el de La Lagunilla.