Nacional

Militares asumen control de los C-4 de Guerrero

Una fuente de la SSP de Guerrero confirmó a El Financiero que este lunes los militares iniciaron el relevo administrativo y operativo de los tres centros que están en Iguala, Chilpancingo y Acapulco.
Enrique Villagómez/Corresponsal
09 mayo 2016 15:34 Última actualización 09 mayo 2016 15:34
Efectivos militares de la 35 zona militar de Chilpancingo. (Cuartoscuro)

Efectivos militares de la 35 zona militar de Chilpancingo. (Cuartoscuro)

ACAPULCO.- A partir de este lunes, elementos del Ejército Mexicano asumieron la operatividad de los Centros de control, comando, comunicación y cómputo (C-4) en Guerrero, como parte de los compromisos que se acordaron durante la última reunión del gabinete de Seguridad Nacional que se realizó en Acapulco.

Aunque no se informó oficialmente, una fuente de la Secretaria de Seguridad Pública Estatal, confirmó a El Financiero que este lunes los militares iniciaron el relevo administrativo y operativo de los tres centros que están en Iguala, Chilpancingo y Acapulco, por lo que ya no permitió el ingreso de la gente que ahí laboraba. 

“A partir de las 7 de la mañana de hoy (lunes), elementos del Ejército asumieron el control de los C-4 que hay en todo el estado, por lo que se restringió el acceso a la gran mayoría de los trabajadores, aunque a algunos si se les permitió entrar porque serán los responsables de hacer la entrega física de las instalaciones entre hoy y mañana”, aseguró la fuente consultada.

En abril pasado, el secretario de Seguridad Pública en Guerrero, Pedro Almazán Cervantes, informó sobre la filtración de información que hay en los Centros de Control, Comando, Comunicación y Cómputo, mejor conocidos como C-4, por lo que de inmediato se inició un proceso para depurar al personal que ahí laboraba.

Luego de encabezar una reunión del gabinete de Seguridad Nacional en Acapulco, el secretario de Gobernación Miguel Ángel Osorio Chong, informó que más de 400 elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) se encargarían de manejar los C-4 en Guerrero.

De acuerdo con la fuente de Seguridad Pública, la mayoría de los trabajadores civiles que serán reemplazados por los militares en el manejo administrativo y operativo de las cámaras de vigilancia que tienen los C-4, serán dados de baja conforme a la ley; agregó que del centro ubicado en Acapulco, es donde saldrá el mayor número de personas.