Nacional

México se perfila como uno de los polos de desarrollo industrial más importantes: Gamboa

El legislador priista aseguró que esto se debe al dinamismo de este sector y las nuevas oportunidades que abren las reformas estructurales aprobadas en este sexenio, así como la determinación gubernamental para generar un entorno propicio.
Rivelino Rueda
26 abril 2015 13:36 Última actualización 26 abril 2015 13:40
Emilio Gamboa Patrón, líder de los senadores del PRI. (Tomada de Twitter)

Emilio Gamboa Patrón, líder de los senadores del PRI. (Tomada de Twitter)

México se perfila como uno de los polos de desarrollo industrial más importantes del mundo y como un destino confiable para los inversionistas, al ocupar el lugar número 13 de países más confiables para la captación de inversión extranjera, afirmó el líder del PRI en el Senado, Emilio Gamboa Patrón.

El legislador priista aseguró que esto se debe al dinamismo de este sector y las nuevas oportunidades que abren las reformas estructurales aprobadas en este sexenio, así como la determinación gubernamental para generar un entorno propicio.

El también presidente de la Junta de Coordinación Política de la Cámara alta comentó que el gobierno federal está llevando a cabo una política de apoyo a la industria que ha llevado al país a ser uno de los principales captadores de inversión extranjera directa, la cual se estima será superior a los 30 mil millones de dólares en 2015.


Gamboa Patrón apuntó que este sector, además de fuentes de empleo, genera aprendizaje de alta tecnología para los trabajadores.

“Incrementando la formación de capital humano calificado, los grandes proyectos de infraestructura, la baja en las tarifas eléctricas y el reforzamiento de la educación, abren el camino a grandes transformaciones y a una empresa nacional mucho más competitiva, sobre todo las pequeñas y medianas que generan 7 de cada 10 empleos en México”, sostuvo.

No obstante, el congresista del tricolor urgió al Congreso de la Unión a hacer los cambios en nuestro marco jurídico, a fin de que “cuando se supere la desaceleración económica que se vive en el mundo, los mexicanos, trabajadores y emprendedores, estemos en condiciones óptimas para lograr nuestro despegue definitivo hacia el desarrollo, pero principalmente para alcanzar un México más equitativo”.