Nacional

México, peligroso para ejercer periodismo:
Freedom House

De acuerdo con el informe 'Libertad de Prensa 2015', trabajo de la organización no gubernamental Freedom House, México es uno de los 65 catalogados como 'no libres' para ejercer la labor periodística debido a la 'violencia endémica' que se registra.
Miriam de Regil
07 mayo 2015 13:6 Última actualización 07 mayo 2015 14:40
Protesta de periodistas en Veracruz. (Archivo/ Cuartoscuro)

Protesta de periodistas en Veracruz. (Archivo/ Cuartoscuro)

CIUDAD DE MÉXICO. México es considerado actualmente como uno de los territorios más peligrosos del mundo para los periodistas y los comunicadores, así lo afirma el informe Libertad de Prensa 2015, trabajo de la organización no gubernamental Freedom House que analiza la situación de 190 naciones.

De acuerdo con dicho documento, el país es uno de los 65 catalogados como "no libres" para ejercer la labor periodística debido a la "violencia endémica" que se registra, situación por la que en esta ocasión el estado se ubicó en un nivel más bajo que el alcanzado en 1995 en lo que refiere la libertad de prensa.

En conferencia de prensa, en la que se presentó el Capítulo México de este informe, Mariclaire Acosta directora de Freedon House en el país, dijo que los periodistas enfrentan hoy una creciente presión tanto de los gobiernos, como de grupos violentos, bandas criminales e incluso dueños de medios y actores políticos.

El documento destaca que las condiciones para los medios de comunicación en el mundo se "deterioraron fuertemente" durante el año pasado, alcanzando su punto más bajo en la última década.

De 190 países, 63 fueron clasificados como libres, 71 como parcialmente libres y 65 como no libres, entre los cuales se encuentra México.

En lo que refiere a la nación, el informe critica la nueva Ley de Telecomunicaciones, de la cual señala que si bien permite mayor competencia, permite al gobierno mexicano el rastreo de los usuarios mediante el uso de sus celulares, además de monitorear y cortar las comunicaciones durante las protestas, a lo que se suma la dificultad de registro para otorgar licencias a las radios comunitarias.

Asimismo, destaca que durante el último año, se reportaron numerosos ataques contra periodistas y medios, y que los reporteros sufrieron actos de agresión por parte de la policía mientras cubrían distintas manifestaciones y la autocensura continuo propagándose.

Del entorno político informa que los los medios y sus trabajadores enfrentan presiones de diversos actores que pretenden manipular el contenido noticioso o impedir su publicación, entre ellos los dueños de agencias que defienden agendas políticas o de negocios, importantes publicistas que bis an recibir cobertura positiva o neutral y funcionarios o gobernantes.

Sin embargo, destaca, la violencia criminal constituye la peor amenaza al periodismo independiente en el país.