Una noche mexicana que parecía de fiesta y apagó Donald Trump
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Una noche mexicana que parecía de fiesta y apagó Donald Trump

COMPARTIR

···
Nacional

Una noche mexicana que parecía de fiesta y apagó Donald Trump

Mexicanos aseguraron sentirse preocupados, sorprendidos y tristes tras la victoria del republicano en la elección presidencial de Estados Unidos.

Bloomberg
09/11/2016
Al registrarte estas aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Los mexicanos miraban sus televisores con horror mientras Donald Trump superaba a Hillary Clinton en la elección estadounidense, con lo que llegaba al poder un hombre que agitó el resentimiento de ellos y sus familiares en Estados Unidos y prometió construir un muro entre ambas naciones tras casi un siglo de paz.

“El mundo se ha vuelto loco”, dijo Alessandro Mendoza, mirando los resultados en dos pantallas gigantes en una concurrida reunión de empresarios mexicanos y estadounidenses en la American Society.

Mientras la ventaja de Trump aumentaba, el abogado de 29 años, de Ciudad de México, quien tiene primos en Miami, se puso la mano en la boca en un gesto de sorpresa y susurró a sus amigos, “estamos perdidos”.

Durante meses, el país estuvo absorto por la campaña presidencial, culminando en una tensa noche que la secretaria de Relaciones Exteriores Claudia Ruiz siguió desde oficinas que parecían una sala de guerra.

Miles de los residentes de la capital habían planeado celebrar una derrota de Trump en el Ángel de la Independencia en el centro de la ciudad, donde se congregan los fanáticos del fútbol cuando la selección nacional gana.

Pero cuando aparecieron los resultados finales, el Paseo de la Reforma que pasa por el monumento estaba extrañamente silencioso.

“Los estadounidenses me han decepcionado”, dijo José Enrique Guillén, estudiante de psicología de 28 años en el bar Pinche Gringo de la capital. "Siento el odio. Estoy triste y preocupado".

Difamados como 'violadores'

Desde el momento en que Trump inició su campaña calificando de “violadores” a los inmigrantes mexicanos indocumentados, el republicano usó México como chivo expiatorio para hacer entender sus preocupaciones sobre el libre comercio y los trabajadores indocumentados.

Ahora, después de meses de pegarle a piñatas de Trump, quemar sus imágenes y usar pelucas para hacer sátiras de él, los mexicanos enfrentan una oscura realidad que podría dañar la economía de la nación y llevar al caos la vida de millones de inmigrantes.

El peso se desplomó más de 11 por ciento para tocar en determinado momento un mínimo récord, superando por primera vez los 20 pesos por dólar, la mayor de las víctimas en una noche que afectó los mercados financieros, bursátiles, de oro y divisas en todo el mundo.

"Este es el acontecimiento más importante en Estados Unidos para México desde la guerra de 1846" cuando tropas estadounidenses invadieron el país, dijo antes del resultado José Antonio Crespo, analista político del Centro de Investigación y Docencia Económicas en Ciudad de México.

"Si Trump nos está atacando y la economía está siendo afectada, la gente se involucra. Nos convertimos en parte de la elección".

El involucramiento de México en la campaña presidencial de su vecino no tenía precedentes.

Sus consulados a lo largo de Estados Unidos montaron una campaña para convertir a los residentes legales en ciudadanos estadounidenses, presumiblemente para votar en contra de Trump.

En el país, los senadores aparecían en televisión instando a los mexicanos en Estados Unidos a votar, mientras que la candidata presidencial y exprimera dama Margarita Zavala criticó a Trump desde Facebook.

Un grupo denominado #GringosAVotar instaba a los estadounidenses residentes en México a enviar sus votos. Todo fue en vano.

En el Pinche Gringo, jóvenes mexicanos y estadounidenses bebían bajo globos rojos, blancos y azul, y abucheaban cada vez que el republicano se quedaba con un nuevo estado.

“Es un resultado que nos sorprendió a todos", dijo la senadora Gabriela Cuevas, presidenta de la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado mexicano y miembro del opositor Partido Acción Nacional.

“Es preocupante que una persona que parece tomar decisiones con poca información y con tanta ignorancia tenga mayoría en ambas cámaras”.

,,