Nacional

Médicos piden no atender heridos en hospitales públicos de Guerrero

Los manifestantes denunciaron que ante el recrudecimiento de la violencia en Guerrero, se multiplicaron las agresiones físicas en contra el personal cuando atienden a heridos por bala; piden que sean atenidos en hospitales militares.
Enrique Villagómez/Corresponsal
28 abril 2016 15:30 Última actualización 28 abril 2016 15:31
Médicos Guerrero

El personal médico se manifestó frente a las instalaciones del ISSSTE en Acapulco. (Especial)

ACAPULCO.- Médicos y enfermeras del sector salud en Guerrero, se manifestaron para exigir que los heridos de bala sean atendidos en hospitales militares y no en instituciones públicas por cuestiones de seguridad.

Los manifestantes denunciaron que ante el recrudecimiento de la violencia en diversas zonas de Guerrero, se multiplicaron las agresiones físicas en contra el personal, al grado de que han sido golpeados cuando se atiende a personas heridas por armas de fuego.

"La propuesta que hacemos va en el sentido de cuidar la salud y la vida de los heridos, así como la integridad de los trabajadores del sector salud. Nosotros le pedimos al Secretario de Salud Estatal, que vuelva a colocar seguridad en los hospitales para tranquilidad de los trabajadores", indico Nemesio Soberanis Martínez, representante del Frente de Trabajadores del sector salud en Guerrero.

Los médicos, enfermeras y trabajadores del sector salud que protestaron a las puertas del hospital regional del ISSSTE en Acapulco, pidieron al gobierno del estado que “se comprometa a brindarles garantías de seguridad durante el desempeño de sus funciones”, y que se modifiquen sus horarios laborales.

La propuesta para que las personas heridas sean atendidas en hospitales militares, ya había sido planteada con anterioridad, pero el propio secretario de Salud estatal, Carlos de la Peña Pintos, la desechó por “inviable”, aunque en opinión de los manifestantes “no existe alguna ley que impida llevar a cabo esa medida”.

“En los últimos dos años se ha agudizado la violencia como los asesinatos, secuestros y extorsiones en contra de la ciudadanía y de forma particular contra de los trabajadores del sector salud. Esto ha generado en los trabajadores de Salud haya una angustia permanente debido a que hay el peligro de que sean asesinados, levantados o secuestrados, por gente armada que se mete a los hospitales”, afirmó Soberanis Martínez.

Finalmente indicaron que durante los últimos meses, se han reportado al menos 10 incidentes de violencia hacía el personal de salud, tanto al interior de las clínicas u hospitales como fuera de ellos, y entre los casos más sonados están los asesinatos de los médicos Nahúm Memije y Javier Ayerdi.