Nacional

Más de 600 reformas en 100 años dan "nuevo rostro" a la Constitución: juristas

A 100 años de su publicación, la Constitución Politica de los Estados Unidos Mexicanos ha tenido más de 600 reformas, recordaron expertos juristas del país durante el coloquio “La Constitución de 1917 y el constitucionalismo de los estados del Pacífico (centro-sur)”.
Víctor Chávez
26 junio 2015 16:17 Última actualización 26 junio 2015 18:31
Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos. (Archivo)

Poder Legislativo (Archivo)

CIUDAD DE MÉXICO.- A 100 años de su publicación, la Constitución Politica de los Estados Unidos Mexicanos ha tenido más de 600 reformas, lo que le dan "un nuevo rostro", consideran expertos juristas del país.

Durante el coloquio “La Constitución de 1917 y el constitucionalismo de los estados del Pacífico (centro-sur)”, organizado por el Centro de Estudios Sociales y de Opinión Pública (CESOP) de la Cámara de Diputados los juristas expusieron que la Carta Magna ha sido objeto de “más de 600 reformas y 110 decretos desde su promulgación”, hace casi cien años, con lo que desaparecieron diversas figuras “cuya reincorporación valdría la pena repensar”.

El magistrado del Tribunal Superior de Justicia de Nayarit, José Miguel Madero Estrada, así lo aseguró, y reconoció que la actual Constitución configura un nuevo rostro, ya que una de las reformas más importantes en los últimos años fue la inclusión de un catálogo de derechos fundamentales “amplio y vanguardista”.

Madero Estrada detalló que estas garantías están tuteladas por la Constitución, para reclamarlas por la vía judicial, “pero el gran problema, advirtió, es que “perviven notas discordantes entre el constitucionalismo local y el general”.

Giovanni Figueroa Mejía, de la Universidad Panamericana, indicó que la concepción normativa de la Constitución deja en evidencia que no basta consagrar su superioridad con la simple enunciación de la rigidez constitucional que le corresponde, sino que la supremacía debe, aparte de ser enunciada, estar garantizada, no solamente por órganos políticos sino también jurisdiccionales.

En este sentido, agregó, sólo aquellas Cartas Magnas que tienen garantías jurisdiccionales para su defensa pueden adquirir el calificativo de “verdaderas constituciones”, por lo que aquellas que no cuentan con instrumentos de esa naturaleza están en una situación de fragilidad considerable.

Por su parte, Laura Alarcón Menchaca, de El Colegio de Jalisco, habló respecto a los diputados jaliscienses que integraron el Congreso de 1917. Explicó que en aquellos momentos las discusiones se centraban en el tema de “seguir o no lo que la Constitución Federal mandataba”.

Otro tópico central, señaló, era la instauración del municipio libre, “una discusión álgida y muy debatida”, porque se temía que esas demarcaciones se descontrolaran políticamente.