Nacional

Mando mixto es “perverso, inoperante
y omiso”, advierte Segob

La Segob comunicó que no podrá aprobarse porque, para los municipios, sólo de “un incentivo perverso para desentenderse de su responsabilidad, renuncian a su función."
Víctor Chávez 
09 abril 2017 22:49 Última actualización 10 abril 2017 5:0
Cámara de Diputados

Cámara de Diputados (Cuartoscuro)

CIUDAD DE MÉXICO.- La Secretaría de Gobernación advirtió a la Cámara de Diputados que el modelo de Mando Mixto Policiaco que aprobó por unanimidad el Senado, es “inoperante, perverso y omiso”.

En un documento “reservado” que entregó a la Junta de Coordinación Política –al que tuvo acceso El Financiero– señala que la minuta de la reforma avalada en junio pasado, sólo “implica una recurrente transferencia de recursos humanos, materiales y financieros” y “generaría un escenario de inestabilidad operativa”.

Después de diez meses de revisiones y discusiones en mesas técnico-jurídicas con diputados del PAN, funcionarios federales y legisladores priistas de ambas cámaras, la Segob comunicó que no podrá aprobarse porque, para los municipios, se trata sólo de “un incentivo perverso para desentenderse de su responsabilidad, renuncian a su función y la Federación asumiría dicha responsabilidad sin capacidad ni recursos”.

En tres cuartillas de “observaciones y comentarios a la minuta de Mando Mixto”, el Ejecutivo federal señala “tres problemas” centrales y “Contraargumentos” a revisar.

Problema 1: Esquema inestable de función policial. Contraargumentos: La minuta contempla un esquema en el que municipios y estados ganan, pierden y recuperan componentes de la función policial de manera recurrente, a través de evaluaciones. Como está planea-do, se generaría un escenario de inestabilidad, particularmente, operativa”, advierte el escrito.

Problema 2: Posibilidad de renunciar y/o delegar la función policial. Contraargumentos: Ello generaría un incentivo perverso para desentenderse de la responsabilidad que constitucionalmente le estaríamos reconociendo en la minuta. La Federación terminaría por asumir las tareas de seguridad pública en muchos estados y municipios. La Federación estaría imposibilitada para cumplir, al carecer de los recursos y capacidades suficientes”, se agrega.

Problema 3: Carga política y de gestión a la Federación. Contraar-gumentos: La minuta contempla que todos los diagnósticos, evaluaciones y certificaciones, para estados y municipios, los realice la Federación a través del Secretariado Ejecutivo. Bajo este esquema, el gobierno federal asume la totalidad de las responsabilidades políticas y de gestión”.

Con eso –se precisa– “se deja fuera la participación de las entidades federativas en un proceso que directamente afectará la seguridad pública de su territorio. La Federación no cuenta con la capacidad para asumir esta responsabilidad”.

En respuesta, el presidente de la Comisión de Seguridad Pública de la Cámara de Diputados, el panista Jorge Ramos, sólo dijo que “se revisarán las observaciones y se dará una respuesta puntual, pero el PAN reitera que si no se aprueba el Mando Mixto no habrá reforma para las Fuerzas Armadas”.