Nacional

CETEG alista marcha
en Acapulco; fuerzas federales instalan cerco

Miembros de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación se alistan para marchar por la Zona Diamante de Acapulco y protestar en la sede del Tianguis Turístico, lo que las fuerzas federales tratan de impedir con un cerco instalado en Bulevar de las Naciones.
Enrique Villagomez / corresponsal
24 marzo 2015 11:2 Última actualización 24 marzo 2015 12:36
Maestros de CETEG alistan marcha hacia Tianguis Turístico

Maestros de la CETEG se reúnen para participar en una marcha que llegará hasta la sede del Tianguis Turístic en la Zona Diamante de Acapulco. (Enrique Villagómez)

ACAPULCO.- Maestros de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación (CETEG) se alistan para realizar una marcha este martes por la Zona Diamante de Acapulco y protestar en la sede del Tianguis Turístico.

Los maestros, que se concentran en el entronque del libramiento a Metlapil con el Bulevar de las Naciones, protestarán por el desajolo violento que sufrieron el pasado 24 de febrero en esa misma zona.

1
 

Fuerzas federales han establecido un filtro de seguridad sobre el Bulevar de las Naciones, con la intención de impedir el paso de la marcha de la CETEG.

Cerco de policías en Acapulco ante marcha de CETEG




En la zona se encuentran desplegados alrededor de dos mil policias federales antimotines, quienes portan toletes, escudos, cascos y chalecos, para tratar de inhibir la protesta magisterial.

Una fuente de seguridad que fue consultada por El Financiero confirmó que habrá cero tolerancia para los manifestantes si insisten en llegar hasta las instalaciones del Fórum Mundo Imperial, sede del Tianguis Turistico 2015.

Los maestros exigen certeza laboral para todos los trabajadores del sector educativo en Guerrero y castigo para los policías responsables de la muerte del profesor Claudio Castillo, quien presuntamente murió a consecuencia de los golpes que recibió por parte de los antimotines.

Desde ayer, las medidas de seguridad fueron reforzadas en la Zona Diamante y alrededor del Fórum Mundo Imperial, para impedir la llegada de manifestantes.

Tres cercos de seguridad fueron instalados por elementos del Ejército, la Marina y agentes de las Policías federal, estatal y municipal.