Nacional

Madero admite que 'ambicionaba' ser presidente de la Cámara de Diputados

El expresidente nacional del PAN Gustavo Madero Muñoz, presentó el lunes su solicitud de licencia para incorporarse al gabinete del próximo gobernador de Chihuahua, Javier Corral Jurado.
Víctor Chávez
13 septiembre 2016 17:4 Última actualización 13 septiembre 2016 17:5
Gustavo Madero. (Cuartoscuro)

Gustavo Madero. (Cuartoscuro)

CIUDAD DE MÉXICO.- Al dejar su curul en San Lázaro, el panista Gustavo Madero Muñoz aceptó que solicitó licencia como legislador porque no consiguió ser el presidente de la Cámara de Diputados.

“No se pudo concretar el proyecto que yo ambicionaba, que era presidir la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados", indicó.

Aclaró que solicitó licencia para incorporarse al gabinete del próximo gobernador de Chihuahua, Javier Corral Jurado.

Madero Muñoz, quien presentó desde el lunes su solicitud de licencia, dijo que Corral lo invitó a integrarse como coordinador del equipo de transición del gobierno en esa entidad y posteriormente se integrará al gabinete estatal, pero aclaró que no ocupará la titularidad de la Secretaría General de Gobierno.

“Estaré en un compromiso público cercano al gobernador electo, quien en su momento anunciará el cargo que ocuparé” en el nuevo gabinete, externó.

El diputado del PAN comentó que coincide con el propósito de Javier Corral “de no volvernos políticos aldeanos, sino desde la aldea local, desde la patria chica, construir un ejemplo (de gobierno), un paradigma para recuperar la confianza de los ciudadanos en esa entidad y más allá de ésta”, apuntó.

“Queremos generar más libertad, más democracia y más derechos” en favor de la ciudadanía, señaló Madero Muñoz y añadió que también quieren lograr más beneficios para los sectores sociales menos favorecidos.

Fue cuestionado sobre las acciones de su partido con miras a las elecciones presidenciales del 2018.

Respondió que primero es necesario “construir un frente amplio que recupere la agenda social” y después designar a quien, a partir de ese año, pueda “transformar el país y la realidad social”, a través de una nueva relación del poder con los ciudadanos.

El expresidente nacional del PAN fue despedido con muestras de reconocimiento por diputados del PAN y PRD, que tomaron el micrófono desde sus curules.