Nacional

Liberan a diputados secuestrados por indígenas de Chiapas

El presidente del Congreso de Chiapas y otro diputados habían sido retenidos por habitantes del municipio de Chenalhó para exigir el reconocimiento legal para cambiar de autoridades municipales.
Ángeles Mariscal/Corresposal
26 mayo 2016 13:20 Última actualización 26 mayo 2016 13:23
En varias casillas de Chiapas se denunciaron incidentes. (Cortesía)

En varias casillas de Chiapas se denunciaron incidentes. (Cortesía)

TUXTLA GUTIÉRREZ.- El presidente del Congreso de Chiapas, Eduardo Ramírez Aguilar, y el diputado Carlos Penagos, fueron liberados la mañana de este jueves.

Los diputados habían sido retenidos por habitantes del municipio de Chenalhó, para exigir el reconocimiento legal para cambiar de autoridades municipales.

La liberación se logró luego de que como representantes del Congreso, los diputados aprobaran la renuncia de la ahora exalcaldesa Rosa Pérez Pérez, y le tomaran la protesta al nuevo alcalde de Chenalhó, Miguel Sántiz Álvarez.

De acuerdo al Secretario de Gobierno, Juan Carlos Gómez Aranda, los diputados fueron llevados por la fuerza al municipio indígena, para que avalaran la asamblea, que por el sistema de usos y costumbres, cambiaron a las autoridades municipales, y después les tomaran protesta.

Este acto habrá de ser protocolizado por el pleno del Congreso local.

Eduardo Ramírez y Carlos Penagos estuvieron en Chenalhó casi 20 horas, periodo que permanecieron en el parque central, rodeado por miles de indígenas.

Al presidente del Congreso los indígenas lo vistieron con una falda y un blusa de mujer y le dijeron que él representaría a la alcaldesa Rosa Perez Pérez.

Finalmente esta mañana, alrededor de las 9 horas, Ramírez Aguilar y Penagos Vargas fueron liberados y trasladados a la capital del estado vía aérea.

A través de un comunicado, la Secretaría de Gobierno dijo reconocer “el aplomo de los legisladores y el espíritu de interlocución que se logró para poder resolver por la vía pacífica este tema”.

Por su parte, a través de una red social, el Movimiento Pedrano de Chenalhó al que pertenecen los inconformes, dijo que “la cerrazón de la gente de gobierno provocó el descontento de la gente de Chenalhó. Decía ERA (Ramírez Aguilar) que Rosa no podía renunciar, que fue legítimamente electa y que no quiere renunciar. Aún cuando existen suficientes argumentos estipulados en la Ley Orgánica sobre la suspensión definitiva de los integrantes de los ayuntamientos, Articulo 174. Claro, el gobierno nos trata como ignorantes, como indios ignorantes”.