Nacional

Leyes de amnistía son cosas del pasado: Cristina Díaz

La senadora del PRI dijo que una verdadera reconciliación no puede alcanzarse mediante decreto o con una ley, sino que debe construirse mediante un proceso que atienda en forma escrupulosa las violaciones a derechos humanos y garantice a las víctimas las reparaciones necesarias.
Rivelino Rueda
03 abril 2015 15:50 Última actualización 03 abril 2015 15:50
Cristina Díaz, CNOP,

Para este gobierno no habrá mexicanos de primera ni de segunda, afirmó la senadora. (Cuartoscuro)

CIUDAD DE MÉXICO. El Congreso de la Unión no debe aprobar leyes de amnistía cuando existan violaciones graves de derechos humanos, principalmente porque persiste una idea equivocada en que los procesos penales van en contra de la paz y la reconciliación, afirmó la presidenta de la Comisión de Gobernación del Senado de la República, Cristina Díaz Salazar.

La senadora del PRI subrayó que una verdadera reconciliación no puede alcanzarse mediante decreto o con una ley, sino que debe construirse mediante un proceso que atienda en forma escrupulosa las violaciones a derechos humanos y garantice a las víctimas las reparaciones necesarias.

Afirmó que leyes de amnistía tienen como efecto la imposibilidad de enjuiciamiento penal o incluso civil, así como la anulación de la responsabilidad jurídica de una o algunas personas, teniendo como fin posibilitar su reintegración plena y jurídica a la sociedad.

Díaz Salazar apuntó que si bien las leyes de amnistía han dado solución a “conflictos políticos del pasado”, enfatizó que es importante establecer como una limitante al actuar del Poder Legislativo la prohibición expresa de otorgar amnistía a violaciones graves a los derechos humanos”.

La legisladora del tricolor recordó que, a lo largo de la historia, en México se han expedido diversas leyes de amnistía, como la de 13 de octubre de 1870, por el presidente Benito Juárez.

También, la del 27 de junio de 1872, por el presidente Sebastián Lerdo de Tejeda; la del presidente Lázaro Cárdenas del Río, y más reciente la Ley de Amnistía, publicada en el Diario Oficial de la Federación el 28 de septiembre de 1978, recientemente abrogada, tras la llamada “guerra sucia” entre el Estado mexicano y distintas organizaciones guerrilleras.

Además, la Ley de Amnistía publicada en el Diario Oficial de la Federación el 22 de enero de 1994, luego del levantamiento del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) en distintos municipios de Chiapas.