Nacional

Les dan diálogo, pero maestros bloquean y queman oficinas

En Guerrero, la CETEG tomó las instalaciones del SNTE y las incendió. En Oaxaca agreden a personal del IEEPO; en Chiapas toman carreteras y caseta. En Michoacán ha impedido la entrega de miles de boletas a estudiantes de educación básica.
Corresponsales Evlin Aragón | Enrique Villagómez | Ángeles Mariscal | Arturo Estrada
12 julio 2016 23:43 Última actualización 13 julio 2016 5:0
Profesores quemaron sillas, computadoras y documentos en el edificio del Sindicato en Guerrero. (Especial)

Profesores quemaron sillas, computadoras y documentos en el edificio del Sindicato en Guerrero. (Especial)

A pesar de haber conseguido que la Secretaría de Gobernación abriera las puertas al diálogo a la disidencia magisterial, con la instalación de tres mesas de negociación, los profesores de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) mantienen su estrategia de desmanes, caos y agresiones en Guerrero, Oaxaca, Chiapas y Michoacán.

En Oaxaca, integrantes de la Sección 22 realizaron pintas y quema de basura a las afueras de un hotel donde estaban reunidos funcionarios del Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca (IEEPO).

Irrumpieron en el hotel, hicieron pintas en el inmueble, sacaron por la fuerza a los trabajadores del IEEPO y les lanzaron huevos, acusándolos de traicionar al movimiento.

Los maestros disidentes mantuvieron sus acciones de protesta en la capital y al interior del estado, incluyendo 14 bloqueos carreteros conforme a los reportes de las corporaciones de seguridad y protección civil, que afectaron particularmente las regiones del Istmo de Tehuantepec, Costa y Mixteca.

En la capital del estado se instaló el bloqueo en el crucero de Hacienda Blanca, donde permitieron el paso a vehículos particulares, no así a los de carga que se quedaron varados por algunas horas como desde hace semanas lo han hecho, derivado de las protestas.

En tanto, en Acapulco, una veintena de maestros agremiados en la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación en Guerrero (CETEG) causó destrozos en las oficinas del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), donde rompieron ventanas, realizaron pintas y quemaron documentos, sillas y computadoras.

Encabezados por el dirigente de la comisión política de la CETEG en Acapulco, Walter Emanuel Añorve Rodríguez, los profesores arremetieron contra todo lo que encontraron en las oficinas del SNTE, justificando la acción como parte de sus protestas contra la reforma educativa, la evaluación al desempeño docente, los descuentos salariales y la cancelación de plazas laborales.

“Traidores vendepatrias”, “charros” y “traidores a la patria” fueron algunas de las pintas que realizaron en las oficinas, mientras que en el exterior había documentos, computadoras y sillas quemadas.

Durante las acciones, en pleno mediodía, ninguna autoridad se hizo presente, por lo que los integrantes de la CETEG se retiraron de la misma manera en que llegaron, sin ser molestados.

En Chilpancingo, otro grupo de maestros, liderados por el secretario general de la CETEG, Ramos Reyes Guerrero, protestaron afuera del Congreso del estado, donde lanzaron huevos al inmueble.

En Chiapas, maestros de la Coordinadora se manifestaron en la caseta de cobro de la autopista que comunica la zona indígena con la capital del estado. Impidieron que la empresa Grupo Aldesa, que tiene la concesión de la vía, cobrara el peaje por el uso de la misma.

En Michoacán, la CNTE cumplió nueve semanas en poder de las oficinas administrativas de la Secretaría de Educación en el Estado, lo cual ha generado que no se entreguen miles de boletas de a los estudiantes de educación básica.