Nacional

Las localidades que perdieron la fe en el Estado mexicano: NYT

Reporteros de The New York Times, visitaron Tancítaro, Monterrey y Ciudad Nezahualcóyot, que tienen como característica que son "lugares que han encontrado maneras de gobernarse por fuera del Estado". 
Redacción
08 enero 2018 13:5 Última actualización 08 enero 2018 13:5
Destaca.  La capital regia tuvo una presentación de la información y en el portal  electrónico. bien calificado. Monterrey en transparencia al mantenerse  desde el 2013, dentro de los primeros 10 lugares.

Destaca. La capital regia tuvo una presentación de la información y en el portal electrónico. bien calificado. Monterrey en transparencia al mantenerse desde el 2013, dentro de los primeros 10 lugares.

México acaba de cerrar su año más mortífero en por lo menos dos décadas –tan solo en el estado de Guerrero, este fin de semana fueron asesinadas unas once personas en diversos enfrentamientos– y, en una señal de la desconfianza que hay hacia el Estado, varios pueblos y ciudades han encontrado maneras de gobernarse por fuera de este.

Es el caso de Tancítaro, en el estado de Michoacán, donde rigen las llamadas autodefensas, ciudadanos que se levantaron en armas contra los grupos del narcotráfico y la delincuencia organizada; o de Monterrey, una de las ciudades más grandes del país, donde los empresarios han terminado por suplantar en cierta medida a los políticos con sus inversiones directas en policías y educación pública.

Max Fisher, Amanda Taub y Dalia Martínez, reporteros de The New York Times, visitaron Tancítaro, Monterrey y Ciudad Nezahualcóyot para ver qué tan sostenibles son estos esquemas.

La conclusión: Cada uno es un refugio de relativa seguridad en medio de la violencia, lo que sugiere que su diagnóstico del problema era correcto. Pero sus ganancias son frágiles y han tenido un costo significativo.

Son excepciones que prueban la regla: la crisis de México se manifiesta como violencia, pero está enraizada en la corrupción y la debilidad del estado.

Tancítaro: 'Un millón o dos en armas'
El camino hacia este pueblo agrícola serpentea a través de los barrios marginales y el territorio controlado por carteles de Michoacán, zona cero para la guerra contra las drogas en México.

Tancítaro es una isla de seguridad y estabilidad en el período más violento de la historia de México.

Los propietarios de huertos locales, que exportan más de 1 millón de dólares en aguacates por día, principalmente a Estados Unidos, suscriben lo que efectivamente se ha convertido en una ciudad-estado independiente. Autopolítico y autónomo, es un santuario de los cárteles de la droga y del estado mexicano.

Pero debajo de la calma hay una ciudad bajo control estricto, forzada por milicias que solo rinden cuentas a sus pagadores. La adicción a las drogas y el suicidio están aumentando, dicen los lugareños, a medida que el contrato social se deteriora.

Tancítaro representa una tendencia silenciosa pero reveladora en México, donde un puñado de ciudades y pueblos se están separando efectivamente, en parte o en conjunto. Estos son actos de desesperación, que revelan hasta qué punto la policía y los políticos de México son vistos como parte de la amenaza.

Comenzó con un levantamiento. La gente del pueblo formó milicias para expulsar tanto al cártel, que efectivamente controlaba gran parte de Michoacán, como a la policía local, que eran vistos como cómplices. Los propietarios de huertos, cuyas familias y empresas enfrentaron crecientes amenazas de extorsión, financiaron la revuelta.

Esto dejó a Tancítaro sin policía o un gobierno, cuyos funcionarios habían huido. El poder acumuló a las milicias que controlaban las calles y a sus patrocinadores, una organización de cultivadores de aguacates ricos conocida como la Junta de Sanidad Vegetal, o Consejo de Sanidad Vegetal. Los ciudadanos a veces lo llaman la Junta.

Casi cuatro años después, mucho después de que otras ciudades administradas por milicias en Michoacán colapsaron en la violencia, las calles permanecen seguras y ordenadas. Pero al barrer las instituciones que permitieron que floreciera el crimen, Tancítaro creó un sistema que en muchos aspectos se asemeja al control de los carteles.

Su regla comenzó con una purga. Se expulsó a jóvenes sospechosos de participar en el cártel. A los corredores de bajo nivel o informantes, en su mayoría niños, se les permitió quedarse, aunque el cártel fue el que más asesinó en represalia, dijo un comandante de la milicia.

Aunque la violencia finalmente se enfrió, la estructura de poder de la guerra se ha mantenido. Las milicias ahora actúan como la policía, así como guardias para el perímetro de la ciudad y los huertos de aguacate.
Oficialmente, Tancítaro está dirigido por un alcalde tan popular que fue nominado por el consentimiento unánime de todos los partidos políticos principales y ganó en una avalancha.

Extraoficialmente, el alcalde informa a los propietarios de las granjas, quienes predeterminaron su elección asegurando que él era el único candidato viable, según Falko Ernst y Romain Le Cour Grandmaison, investigadores de seguridad que estudian Tancítaro.

Los consejos ciudadanos, diseñados como visiones del utopismo democrático, tienen poco poder. Los servicios sociales han fallado.
Aunque el nuevo orden es popular, ofrece pocas vías para atraer o disentir. Las familias cuyos hijos o hermanos son expulsados -una práctica que continúa- tienen pocos recursos.

El Gobierno central se ha negado a volver a imponer el control, creen los investigadores, por temor a llamar la atención sobre la lección del pueblo de que la secesión trae seguridad.

Monterrey: 'Destruyeron todo'

Sobre Monterrey, el artículo del New York Times explica que, tras el incremento de la violencia en la localidad, los empresarios decidieron unirse para realizar un plan contra los grupos delincuenciales.

Esto inició cuando dos guardias de Femsa, quienes transportaban a los hijos de los empleados de la compañía, fueron baleados por un cártel. En este hecho murieron dos personas y se argumentó que fue un intento de secuestro.

A partir de ese momento, el Grupo de los Diez, donde están los otros presidentes de compañías regiomontanas, se ofreció a dar financiamientos para capacitar a la policía antisecuestro del estado.

Para ello, contrataron a un consultor y se reemplazó a la mitad de la corporación.

Además, se unieron abogados quienes propusieron reformas a las leyes antisecuestro y se coordinaron entre la policía y las familias de las víctimas.

Por invitación del entonces gobernador Rodrigo Medina, los empresarios podían supervisar las acciones del Gobierno respecto al mando policial. Sin embargo, cuando los funcionarios públicos solicitaron aprobar todos los anuncios hechos antes de que se presentaran, los líderes empresariales se negaron.

“Quizás lo más importante es que sortearon la burocracia y la corrupción que habían atascado otros esfuerzos de reforma policial”, detalla el texto.
Tras eso, el crimen se apoderó de la ciudad.

Tras la llegada de Jaime Rodríguez como gobernador, los líderes empresariales ya no han presionado al gobierno regiomontano.
Según el texto, ‘El Bronco’ “dejó pasar las reformas y nombró a sus amigos para puestos clave. Ahora, el crimen y los informes de brutalidad policial resurgen, particularmente en las zonas de la clase trabajadora”.

Neza: '¿Cuánto tiempo podemos sostener esto?'

Acerca de Nezahualcóyotl, municipio del Estado de México, la investigación explica que, a través de los años, la seguridad ha mejorado en la zona debido a la nueva corporación policiaca.
Hoy, aunque todavía es duro, es mucho más seguro. Sus agentes de policía son considerados "un modelo realmente prometedor".

El modelo fue implementado por Jorge Amador, exacadémico y jefe de policía. “Amador fue libre para experimentar, y sus éxitos se estancaron, porque el gobierno de Neza tampoco es normal. Se separó de una parte del estado que Joy Langston, un científico político, llamó el punto clave de fracaso de México: su sistema partidista”.

Para que el plan funcionara, establecieron un sistema político independiente y se cooptó a la policía.

Quienes están bajo su mando, son vigilados constantemente. Por ejemplo, sus vehículos tienen GPS y son rastreados, además de que mezcló las asignaciones para evitar redes de clientela. La policía estatal es tratada como una invasora extranjera.

Como no cuenta con recursos económicos más altos de lo que podía ofrecer un cártel para sobornar a los policías, ofreció a sus oficiales becas, concursos de ensayos y hasta ligas deportivas con el fin de que adquiriera una identidad cívica, además de su papel como policía.
Para la población, este tipo de corporación policiaca los unió como comunidad.

Sin embargo, en el artículo, Amador menciona que el crimen en los municipios aledaños y la sucesión gubernamental podrían dificultar su trabajo.

"La pregunta es: ¿cuánto tiempo podemos sostener esto?", aseguró.

Todas las notas NACIONAL
Aprehenden a exfuncionaria de Oficialía Mayor de Querétaro
Ríos Piter está a punto; 'Bronco' y Margarita, casi
Anaya califica de 'verdadero fracaso' guerra de Calderón
75% de los homicidios en 2017, a manos del crimen organizado: ONG
Arrojan decenas de tiburones muertos en carretera de Michoacán
Se parará Caravana si extraditan a Duarte y entregan recursos: Corral
Graco captura al exrector de la UAEM y lo arraigan en casa
Ricardo Anaya se 'echa un palomazo' con Yuawi
No habrá nepotismo para favorecer a mi familia en caso de ganar 2018: AMLO
Todavía sigue el frío y ya llegan las lluvias
Anaya, Marichuy y Meade sostendrán encuentro con sus militantes en Guerrero
Marchan en Taxco por veinte feminicidios en 2018 y asesinato de mujer
México pone en riesgo a migrantes centroamericanos: Amnistía
AMLO encabeza gira de precampaña con Rutilio Escandón en Chiapas
Desecha SCJN Acción de Inconstitucionalidad promovida por MC contra Ley de Seguridad Interior.
Celebra el día de la Candelaria con un tamal de media tonelada
No procede extradición de Eugenio Hernández, considera juez
Juez declara culpable a conductor del BMW que chocó en Reforma
En estado grave, empleados de la PGJ-CDMX baleados por agente
Desbandada del PAN y MC; se suman a las filas de Morena en Jalisco
En Sonora, Morena-PT-PES presentan coalición para elecciones
Los 'gurús de datos de Trump' están en México y nadie sabe qué diablos hacen
Avanza en el Congreso el nombramiento de Irene Espinosa en Banxico
Pobreza y desigualdad en México, constantes desde 1996: Oxfam
Ante casos de Yarrington y Eugenio, el PRI está obligado a redoblar esfuerzos: Meade
Sign up for free