Nacional

Las cadenas humanas no paran en el sur de la CDMX para ayudar a los afectados por el sismo 

Diversas cadenas humanas se encuentran en el Estadio Olímpico de CU, la Villa Olímpica y junto al Instituto Nacional de Pediatría para recopilar los víveres y otros productos que son donados para los afectados por el sismo.
Notimex
20 septiembre 2017 19:59 Última actualización 20 septiembre 2017 20:3
Acopio

Los voluntarios trabajan a marchas forzadas para descargar camionetas con productos, separarlos, guardarlos y lo que sea necesario. (Cuartoscuro)

CIUDAD DE MÉXICO.- Cientos de voluntarios siguen con diversos trabajos en los centros de acopio que se encuentran al sur de la Ciudad de México, donde se prepara la ayuda para los damnificados por el terremoto de este martes.

En el Estadio Olímpico de Ciudad Universitaria, la Villa Olímpica y junto al Instituto Nacional de Pediatría, los voluntarios trabajan a marchas forzadas para descargar camionetas con productos, separarlos, guardarlos y lo que sea necesario.

Diversas cadenas humanas se encuentran en el inmueble de Ciudad Universitaria, donde productos como papel de baño, medicamentos, leche, agua y otros pasan de mano en mano hasta llegar al sitio donde otros voluntarios se encargan de apilarlos, acomodarlos o separarlos.

En Villa Olímpica se repiten las mismas acciones en uno de los gimnasios de este lugar, el cual es utilizado como centro de acopio y donde trabajan decenas de personas.

Otra de esas cadenas llega hasta el albergue, donde cientos de cobijas y artículos de primera necesidad ya están a disposición de los afectados por el sismo.

Junto al Instituto Nacional de Pediatría también hay constante movilización. Los autos se detienen sobre Insurgentes Sur y los voluntarios se encargan de descargar y llevar los víveres a diversos puntos, después, estos son trasladados a camiones para enviarlos a quienes más los necesitan.

En los tres escenarios, además de la solidaridad con los afectados por el terremoto, se puede apreciar gente que proporciona comida y agua a los voluntarios. Sándwiches, espagueti, tortas y otros guisados son servidos y regalados para quienes ahí laboran por horas.

Además de agua y alimentos, en los centros de acopio aceptan ropa en buen estado, cobijas, pañales, papel de baño y otros artículos, pero sobre todo hace falta material de curación y medicamentos.