Nacional

Las amenazas absurdas de Trump serán detenidas por la ley: Enrique Ochoa

El dirigente del PRI dijo que como parte de su agenda en Estados Unidos se reunirá con abogados especialistas en materia migratoria para analizar cómo atajar las acciones de Donald Trump.
Magali Juárez
09 febrero 2017 14:35 Última actualización 09 febrero 2017 14:35
Enrique Ochoa

(Archivo/Cuartoscuro)

Las declaraciones y amenazas de Donald Trump hacia los migrantes mexicanos serán frenadas por las leyes estadounidenses e internacionales, aseguró el dirigente nacional del PRI, Enrique Ochoa Reza.

Al sostener encuentros con líderes de comunidades migrantes y representantes de los sectores empresarial y financiero en Estados Unidos, aseveró que algunas propuestas absurdas del mandatario estadounidense no podrán llevarse a cabo.

En Nueva York, el político michoacano particularmente señaló que el planteamiento para gravar las remesas no procederá porque legalmente puede detenerse.

“El gravamen de las remesas es una idea absurda, que tenemos que atajar y que ha encontrado en las cortes americanas un importante contrapeso. La ley está por encima de una declaración presidencial y, por lo tanto, está sujeta a la revisión de los jueces federales, que le han puesto un freno”, afirmó.

Comentó que como parte de su agenda en Estados Unidos se reunirá con abogados especialistas en materia migratoria para analizar cómo atajar las acciones de Trump, por lo que revisarán cada una de las acciones que emprenda el gobierno de Estados Unidos.

"Tenemos que revisar la legalidad de cada una de las medidas anunciadas", declaró.

Apuntó que el objetivo del Revolucionario Institucional también es proteger el desarrollo de la vida de los connacionales que habitan en territorio estadounidense, de modo que puedan continuar sus estudios y conservar sus empleos.

“Hay que evitar completamente la criminalización de la migración. No se puede poner en riesgo el futuro de los jóvenes ni de las familias; no se puede separar a los hijos de sus padres, por una política migratoria que no entiende que los derechos humanos están primero.

Tenemos que proteger a los trabajadores mexicanos y dreamers, para evitar que se vea interrumpido el desarrollo de su vida económica, social y cultural en los Estados Unidos, donde laboran, estudian y se preparan para los retos del futuro”, enfatizó.