Nacional

La Nueva Agenda Urbana busca mejores ciudades para vivir: ONU-Hábitat

Rosario Robles definió junto con Peter Calthorpe que la escala de desarrollo urbano es a través de una gestión metropolitana por lo que se debe recabar información sobre lo que hace falta en las comunidades y así elevar la eficiencia de la labor de la Nueva Agenda Urbana. 
Redacción 
15 junio 2017 19:41 Última actualización 15 junio 2017 19:41
La Titular de Sedatu fue designada con el propósito de evaluar el rol del programa ONU-Hábitat.

La Titular de Sedatu fue designada con el propósito de evaluar el rol del programa ONU-Hábitat.

CIUDAD DE MÉXICO.- El futuro de la humanidad consistirá en construir las ciudades adecuadas para vivir, de ahí la importancia de la Nueva Agenda Urbana y de las capacidades técnicas que tiene el Programa de las Naciones Unidas para los Asentamientos Humanos (ONU-Hábitat) para implementarla.

Como parte de los trabajos en este segundo día de actividades, la Titular de la SEDATU se reunió con diversos expertos, entre ellos el fundador de la firma de planificación urbana y análisis metropolitano Calthorpe Analytics, Peter Calthorpe, con quien coincidió en que en el Siglo XXI, la escala de desarrollo urbano es a través de una gestión metropolitana.

Además, participó en una videoconferencia con expertos y urbanistas del mundo para definir la implementación de la Nueva Agenda Urbana, así como para recabar información que sirva para la evaluación del rol de ONU-Hábitat, misma que deberá quedar lista en julio próximo.

Dicha evaluación se presentará en la próxima sesión de la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas a celebrarse en septiembre próximo, donde se decidirán las medidas que deberán adoptarse tras tomarse en consideración las recomendaciones contenidas en la evaluación independiente del Panel internacional para la implementación de la Nueva Agenda Urbana.

Adicionalmente, el Panel, que fue creado a petición del Secretario General de la ONU, António Guterres, tiene la función de elevar la eficiencia de la labor del Programa de las Naciones Unidas para los Asentamientos Humanos con los gobiernos nacionales, locales y con los interesados pertinentes, a fin de aprovechar todo el potencial para la debida implementación de la Nueva Agenda Urbana.